Bolsa, mercados y cotizaciones

Economía/Consumo.-La UE llega a un acuerdo para liberalizar el embalaje de productos en 2007, excepto de vinos y licores

La norma contemplará un plazo transitorio para artículos como el azúcar blanco y el café soluble

BRUSELAS, 25 (EUROPA PRESS)

Los países de la UE cerraron hoy un acuerdo político para la liberalización en Europa de los envases de los productos comercializados, de manera que se derogarán las distintas normativas que existen en cada Estado miembro, excepto en lo que respecta al vino y las bebidas espirituosas, mientras que algunos artículos como el café y el azúcar blanco disfrutarán de periodos transitorios a lo largo de los cuales seguirá rigiendo la normativa actual en cada país.

Los ministros de Industria alcanzaron el consenso en el Consejo de Competitividad que se celebró hoy en Bruselas en base a la segunda propuesta que presentó la Comisión Europea después de las modificaciones que sufrió la primera en el Parlamento Europeo. El acuerdo se remitirá otra vez a la Eurocámara que, si lo aprueba sin más procedimiento, hará que la nueva normativa pueda entrar en vigor en 2007.

Se trata de simplificar la legislación en el ámbito de los productos envasados y supondrá eliminar las normas que existen en este aspecto en los distintos Estados miembros desde la década de los años 70.

Sin embargo, no todos los productos embalados quedarán sujetos a la nueva regulación, puesto que el acuerdo de los ministros de este lunes respaldó la propuesta de Bruselas de excluir al vinos, las bebidas espirituosas y los productos en aerosoles para las que ya existen reglas concretas a nivel comunitario encargadas de fijar el tamaño del envase, recordaron fuentes del Consejo de la UE.

El acuerdo se alcanzó por unanimidad, a pesar de las reticencias que países como España mantenían debido a los cambios que operó la Comisión en su segunda propuesta con respecto a la primera.

Las observaciones españolas se centraban particularmente en la lista de productos que quedarían excluidos de la liberalización del formato de los envases, ya que la Comisión sacó de ella al azúcar blanco y el café soluble que, junto con el vino y las bebidas espirituosas figuraban en la de la primera propuesta.

PERIODOS TRANSITORIOS

Fuentes del Consejo de la UE explicaron que el acuerdo que alcanzaron los ministros contempla que la liberalización total de los envases de la mantequilla, la pasta seca y el café soluble no se aplicará inmediatamente, sino que se reconoce un periodo de transición de tres años y medios además de los 18 meses que tienen los Estados miembros para trasponer la directiva a sus legislaciones nacionales, lo que da como resultado cinco años de moratoria.

Por lo que respecta al azúcar blanco, la transición será más larga, puesto que el acuerdo fija cuatro años y medio más los 18 meses para la transposición.

Por otra parte, el acuerdo incluye una declaración política de la Comisión y la Presidencia finlandesa de la UE que, aunque sin valor jurídico, dispone que "los Estados miembros no podrán prohibir la libre circulación de mercancías con el pretexto de la cantidad nominal de los productos" en el envase cuando, por ejemplo, sea distinta a la que se da en su territorio. Asimismo, los Gobiernos no podrán hacer una nueva legislación al respecto durante los periodos transitorios.

Esta directiva busca simplificar la normativa comunitaria con un aspecto como es el envasado de productos sobre el que la Comisión no considera imprescindible legislar puesto que, según explicaron las fuentes, no incide directamente en la protección de los derechos de los consumidores.

Las fuentes admitieron que durante el debate se suscitó la idea de que quizá los países que mantenían mayores reticencias -como España, Francia e Italia, por ejemplo_lo hacían por su oposición a la simplificación normativa.

A este respecto, las fuentes indicaron que el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Alberto Navarro, intervino en el debate para desmentir que el Gobierno se oponga a la simplificación legislativa que propone la Comisión e incluso apuntó que, en relación a la construcción del mercado interior de la UE, España acaba de abrir su mercado a los 10 nuevos Estados miembros.

Por su parte, el comisario de Empresa e Industria, Günter Verheugen, celebró el logro del acuerdo y confió en que la Eurocámara también respalde la propuesta que, dijo en un comunicado, "es un símbolo de la iniciativa para una mejor regulación".

"A menudo la simplificación es complicada", agregó el comisario que, sin embargo, aseguró que "esta propuesta es un paso pequeño pero necesario para cambiar la imagen de la UE como un cuerpo superregulado".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin