Bolsa, mercados y cotizaciones

Un insólito referéndum en Suiza podría desestabilizar el mercado mundial del oro

  • Decidirán si el país eleva sus reservas de oro hasta un 20% de sus activos
  • Supondría consumir un 15% de la producción anual de oro durante 5 años

Hasta dónde llegan las raíces de la democracia suiza que en un mes la sociedad votará en referéndum una de las políticas más importantes para su banco central, el Banco Nacional Suizo (SNB): recuperar sus lingotes de oro repartidos por el mundo y mantener un mínimo de un 20% de sus reservas en oro. Una medida que tendría un gran impacto en el mercado de oro mundial, ya que supondría en torno a un 15% de la oferta anual de este metal.

Los ciudadanos suizos están llamados a las urnas para el próximo 30 de noviembre, a iniciativa del Partido del Pueblo Suizo, que consiguió más de 100.000 firmas para plantear la iniciativa de consulta popular. Una situación que está generando fuertes tensiones en el mercado del oro (LONDOR.373), ya que si la consulta prospera, el país se vería obligado a comprar el 15% de la producción anual del metal (2.260 toneladas repartidas en 5 años).

Javier Santacruz, economista investigador del Departamento de Economía de la Universidad de Essex calcula así la cantidad: "el valor de las reservas oficiales de oro (a tipo de cambio constante) se tendría que elevar hasta 136.487,10 millones de dólares". Esto significa que, "sabiendo que las reservas oficiales de oro de Suiza (en toneladas) son 1.040 toneladas, considerando como constante el valor de las reservas actuales, el Banco Nacional de Suiza tendrá que comprar 2.260 toneladas de oro en los próximos cinco años".

Los bancos centrales están soportando el comercio de oro este año, según los datos que publica Reuters y World Gold Council. En el segundo trimestre del año, la demanda global de oro físico cayó un 15 interanual, con un descenso generalizado en la compra de todos los actores salvo de los bancos centrales, para quienes aumentó un 28%.

Además de comprar oro, el referéndum incluye la recuperación de las reservas del banco central que se encuentran guardadas en el extranjero, una polémica que también ha tenido recorrido en otros países. Alemania, uno de los países con mayores reservas de oro, con más de 3.000 toneladas, debatió largo y tendido sobre recuperar sus lingotes, almacenados en gran medida, en EEUU. Las autoridades del país decidieron desistir de su intención de repatriar sus reservas de forma inesperada el pasado mes de junio.

Como explica Martin Arnold, analista de ETF Securities "aunque la probabilidad de que el referéndum termine reflejando un 'sí' es muy baja, no hay que descartar que finalmente pudiera ser este el resultado. Teniendo en cuenta el impacto potencial que podría tener este evento en el precio del metal, no es algo que los inversores deban obviar".

No hay que olvidar la creciente tendencia nacionalista que está teniendo lugar en Europa durante los últimos meses, que quedó reflejada en las últimas elecciones para el Parlamento Europeo. De hecho Arnold también destaca como la tendencia nacionalista ha crecido en el país alpino: "en febrero los votantes suizos aprobaron por una estrecha mayoría tomar medidas para frenar la inmigración, terminando con el acuerdo de libertad de movimiento que existía con la UE desde el año 2002".

Javier Santacruz, economista investigador del Departamento de Economía de la Universidad de Essex destaca que "hasta el momento, con datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), las reservas oficiales de oro de Suiza se elevan a 43.015,65 millones de dólares, lo cual supone que el 7,83% del total de reservas internacionales está compuesto por oro".

El PIB de Suiza en 2013 superó los 650.000 millones aproximadamente, con lo que la inversión que tendría que llevar a cabo el Banco Central del país supondría en torno a un 15% del PIB del país.

Volatilidad para el franco suizo

La proximidad del referéndum está impactando en el mercado de divisas. En las últimas sesiones ha aumentado la volatilidad del franco suizo ante la expectativa de que la política del banco central quede establecida en este referéndum y reduzca la flexibilidad de las decisiones del Banco Nacional de Suiza. El presidente de la entidad, Thomas Jordan, ha publicado su oposición a la medida, ya que quedaría en el aire el objetivo de la estabilidad de precios.

Otro problema al que tendría que enfrentarse el SNB es el de la incertidumbre con su divisa. La volatilidad del franco suizo ha aumentado notablemente en las últimas semanas y en su cruce contra el euro está en máximos desde 2012, según los datos recopilados por Bloomberg. Las autoridades monetarias intervinieron el cruce en el verano de 2011, para evitar una apreciación excesiva de su divisa y evitar la fuga de depósitos y fijó el tipo de cambio más bajo en 1,20 francos por cada euro. Para mantener este suelo, el organismo interviene en el mercado cuando es necesario, inyectando más divisa local en el sistema, una capacidad que podría perder si el referéndum es afirmativo a la compra de oro. La institución tendría que dedicar sus activos a comprar toneladas del metal, lo que impediría mantener una política monetaria responsable y reducir a la vez sus reservas e inyectar francos para evitar su apreciación.

Muchos analistas empiezan a temer que, si el referéndum es afirmativo, el Banco Nacional de Suiza será incapaz de mantener el nivel de los 1,20 francos por euro. "Si la consulta prospera tendrá efectos profundos en la capacidad del SNB de conservar este suelo y, si atendemos a la volatilidad del cruce, indica que se está poniendo en precio esta posibilidad", explica Peter Rosenstreich, director de tipo de cambio de Swissquote Bank en declaraciones a Bloomberg.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud