Bolsa, mercados y cotizaciones

El banco central de Estonia advierte sobre el bitcoin: es un esquema Ponzi

  • Alerta de falta de garantías y de responsables que la avalen a largo plazo

En paralelo a la creciente aceptación del pago en bitcoin por parte de las empresas, surgen de vez en cuando voces que alertan sobre el potencial riesgo de la divisa virtual. El último en lanzar un mensaje de advertencia en torno a los peligros del bitcoin ha sido el banco central de Estonia, que ha pedido a los ciudadanos que se mantengan alejados de la moneda porque podría funcionar como un fraude piramidal.

El bitcoin "es un esquema problemático", afirmó Mihkel Nommela, director del departamento de sistema de pagos del supervisor bancario estonio. "En general, las monedas virtuales son una innovación que merece cierta precaución, teniendo en cuenta la falta de garantías y de responsables que las avalen a largo plazo", añade en declaraciones a Bloomberg.

Estas declaraciones están en línea con las recientes advertencias de  la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha alertado a los consumidores de una serie de riesgos que presenta la compra, la posesión o las operaciones comerciales con divisas virtuales, como el bitcoin, que podrían hacerles perder su dinero.

En opinión del alto responsable del banco central de Estonia, tampoco hay ninguna evidencia de que no se trate de un esquema Ponzi. "El usuario asume todos los riesgos y no tiene a quien acudir en busca de ayuda", aseguró.

El bitcoin, que se mueve hoy sobre los 800 dólares, se caracteriza por su elevada volatilidad y los sentimientos encontrados que genera en reguladores y consumidores. Importantes empresas como Zynga, Virgin, Tiger Direct o incluso el portal de viajes Destinia.com han comenzado a aceptar pagos en esta moneda, pero aún no existe una normativa clara que delimite su potencial riesgo y las voces de alerta se suceden.

El escándalo ha vuelto a relacionarse con la divisa virtual esta semana después de que dos operadores fueran detenidos en EEUU acusados de intentar blanquear un millón de dólares vendiendo bitcoins a los usuarios de la web Silk Road, que fue cerrada por las autoridades en septiembre.

Las autoridades arrestaron el domingo a Charlie Schrem, consejero delegado del mercado BitInstant.com, y el lunes a Robert Faiella, quien dirige un mercado clandestino llamado BTCKing.

La moneda superó la barrera de los 1.000 dólares por primera vez el pasado mes de noviembre y alcanzó su máximo nivel el 4 de diciembre, cuando marcó los 1.238 dólares. Acto seguido, registró caídas continuadas hasta los 640 dólares después de que Baidu, el principal motor de búsqueda en Internet de China, anunciase a sus usuarios de servicio de música que dejaba de aceptar la moneda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud