Bolsa, mercados y cotizaciones

Los depósitos bajan del 3,27% al 1,41% un año después del mandato de Linde

  • "Veremos los tipos de interés de los depósitos bancarios por debajo del 1%"

Nunca antes un simple aviso había tenido tanta fuerza. Hace justo un año, los bancos se lanzaron en masa a recortar la rentabilidad de sus depósitos de forma drástica. Tanto, que pasaron de ofrecer rentabilidades del 4% al 1,75% en bloque.

Lejos de que se tratara de un descenso fortuito, la motivación que se escondió detrás no fue otra que la conminación del Banco de España (BdE) al sector de no retribuir con intereses superiores al 1,75% por los plazos a un año si no querían afrontar sanciones.

Su objetivo, el de frenar la guerra del depósito, se cumplió... Y con creces. 365 días después de aquel aviso, que nunca llegó a formalizarse por escrito, los depósitos rinden ahora menos de la mitad.

Efecto inmediato

Ni siquiera existió la circular, como se esperaba. Bastó una simple llamada telefónica durante las navidades pasadas (2012), entidad a entidad, excluyendo a las sucursales de firmas extranjeras que operan en nuestro país, como Espirito Santo o ING Direct, para fulminar el atractivo de uno de los productos de ahorro más arraigado en España.

Su efecto fue inmediato. Hasta nueve entidades (BBVA, Banco Santander, Bankinter, CaixaBank, Sabadell, Ibercaja y Popular junto a sus dos filiales online -Popular-e y OficinaDirecta-) recortaron de forma unánime la rentabilidad de sus plazos hasta el 1,75% en enero del año pasado.

Lo que hundió la rentabilidad media de estos productos del 3,27% en diciembre de 2012 al 2,02% un mes después.

No han tocado fondo

Sólo fue un anticipo de lo que deparó en materia de depósitos 2013. Salvo en meses concretos, como el de septiembre, en el que algunos bancos, como Popular, optaron por hacer más atractivos sus plazos con subidas puntuales de intereses con el objetivo de no perder clientes ante la oleada de vencimientos, la tónica general han sido descensos continuos.

Hasta el punto de que ahora la rentabilidad máxima a la que puede optar un cliente a través de estos productos es del 2,8% (Banco Espirito Santo), el resto ya sitúa sus retribuciones por debajo del 1,75%. Lo que deja la rentabilidad media a un año a día de hoy en el 1,41 por ciento (la mitad que antes de que el regulador lanzara su conminación en enero de 2013). Y pese a todo, los intereses que se pagan en España a través de estos productos aún son superiores a los que se entregan en el resto de Europa.

Una de las últimas entidades en adaptar la rentabilidad de su oferta comercial a las condiciones de mercado actuales ha sido el Santander, que ha bajado hasta el 1 por ciento a trece meses -igual que Banesto-. Una tendencia que, lejos de desaparecer, todo apunta a que se acentuará aún más. "Veremos los tipos de interés de los depósitos bancarios por debajo del 1% en los próximos meses", señala Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis.

Las razones son varias. Una es la apertura de los mercados financieros. Con la relajación de la deuda española (el diferencial cotiza ya en los 200 puntos básicos), la banca ha reducido su sed de pasivo gracias a las emisiones que saldó (y salda) con éxito en el mercado. La otra es el entorno de bajos tipos de interés en el que se encuentra inmersa Europa.

La paradoja está servida

Ante esta tesitura, de que el interés de los depósitos aún no ha tocado fondo, la lógica invita a pensar en que su uso, como vehículo de ahorro tendría que ir reduciéndose progresivamente.

Nada más lejos de la realidad. A pesar del trasvase de dinero que se ha producido hacia los fondos de inversión, los últimos datos publicados por el Banco de España de noviembre reflejan que los depósitos de las familias españolas aumentaron hasta los 740.000 millones de euros (casi 7.000 millones más que en octubre), la cifra más elevada desde 2007.

comentarios31WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 31

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Mister Lala
A Favor
En Contra

#23 Si crees que estás protegido por tener menos de 100.000 euros en cuenta, estás poco informado. El fondo de protección lo secaron los políticos al hacer las fusiones de las cajas. De hecho, en 2016 entra en vigor una ley por la que los próximos rescates bancarios los pagan, entre otros, los depositantes del banco. Es decir, tú y yo.

Puntuación 3
#25
aespabilarse
A Favor
En Contra

Para Mister Lala, creo que estás mal informado esa normativa de los 100.000 € protegidos es de la UE para toda Europa. Todos los ahorradores pertenecientes a un pais de la UE están protegidos sus ahorros como mínimo hasta esa cifra. !Ojo¡ digo ahorradores no inversores.

Puntuación -1
#26
A mi me ha pasado
A Favor
En Contra

Al 13 .,cuando cobres el beneficio de tu imposicion, en Francia pagaras y luego en España EL 21X100.Cuidado.

Puntuación 4
#27
eogan
A Favor
En Contra

La razón?. El estado necesita colocar deuda pública. Los únicos activos que se suponen sin riesgo es la deuda. Por lo que había que desviar el ahorro de las cuentas de deposito a plazo a la compra de "papelitos del estado".

Una más en el vaciamiento de los bolsillos de los ciudadanos para mantener el bienestar del estado.

Puntuación 0
#28
juan
A Favor
En Contra

los hipotecados no ahorran, sino que tienen ahorros con el dinero que reciben de las deducciones de vivienda en el irpf que les REGALA el estado para arreglar la casa o pagar las vacaciones



No les hacce falta ningun deposito

Puntuación 1
#29
Pepe
A Favor
En Contra

Volvemos a las Estafas.

Si te dan más interés, es porque tiene menos seguridad, o casi ninguna.

No dejes en un banco dinero, si no hay plena seguridad de recuperarlo.

Puntuación 1
#30
El que quiera coles...
A Favor
En Contra

¡No gracias! no necesito ayuda para chulearme mi dinero. Me vasto y me sobro, para tan agradable labor.

Puntuación -1
#31