Bolsa, mercados y cotizaciones

El dólar no se debilita pese al mensaje bajista de Bernanke con su divisa

Europa y Estados Unidos están en un momento diferente. De eso no hay duda. Mientras la economía del país norteamericano avanza a un ritmo próximo al 2%, Europa sigue estancada en la recesión, motivo por el cual las políticas monetarias que aplican sus bancos centrales comienzan a divergir.

La Reserva Federal (Fed) se plantea seriamente comenzar a reducir sus estímulos -la mitad de sus miembros quiere acabar, que no comenzar a eliminar, su política de compra de activos este año-, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) ha trazado una hoja de ruta que incluye la posibilidad de mayores rebajas de los tipos de interés.

Estos cambios fomentan fuertes movimientos en el mercado de divisas hacia una nueva posición de equilibrio que se adapte a los distintos ritmos de la política monetaria en EEUU y Europa. La confirmación de la retirada de estímulos de la Fed presionará al dólar al alza, como ya ocurrió el pasado 19 de junio, fecha en la que el presidente de la entidad presidida por Ben Bernanke expuso sus planes de dejar de imprimir billetes hacia finales de año. En sólo cinco sesiones, el dólar vivió un avance del 3%, y pasó de intercambiarse cada euro por 1,34 dólares a apenas 1,30. A la semana siguiente llegó otro ataque bajista para el par, aunque en esta ocasión afectó a la cotización del euro. La decisión del BCE de abrir la puerta a una nueva bajada de tipos provocó una avalancha de ventas de la moneda común, que cayó hasta el mínimo anual en la zona de los 1,275 dólares.

'Sustos' alcistas

El boceto de la política monetaria de los dos grandes bancos centrales está escrito, lo que no impide que la trama tenga sobresaltos. El discurso del miércoles de Bernanke ejemplifica esta situación. El presidente de la Fed expuso que "lo que realmente necesita la economía estadounidense es una política altamente acomodaticia". O lo que es lo mismo, mantener su nivel de estímulo. Estas palabras provocaron una fuerte oleada de ventas de dólares en el mercado, lo que llevó a la divisa a disparase en la madrugada del miércoles, desde 1,29 hasta 1,32 dólares por euro. "No son pocos los que, confundidos ante el mensaje de , consideran que simplemente se ha querido saltar el siempre complicado mes de agosto", explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, por lo que después del verano podría retomar un discurso más proclive a la reducción de estímulos.

Estos sustos alcistas del mercado no empañan la opinión de los analistas de que el euro/dólar tiene que seguir retrocediendo posiciones. El consenso de mercado recogido por Bloomberg estima que el cruce cerrará 2013 en 1,27 dólares, nivel no visto desde noviembre de 2012. Para llegar a esta zona tiene que romper una zona clave, como es el soporte de los 1,275 dólares, "nivel que separa un escenario alcista de otro bajista", advierte Joan Cabrero, analista de Ágora A.F., "lo que abriría las puertas a una corrección que podría llegar hasta los 1,20 dólares".

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Tomás
A Favor
En Contra

El euro esta manipulado. A EEUU no le intresa un dolar fuerte. No exportarían como lo estan haciendo y Europa les cogería la delantera.

Puntuación 2
#1