Bolsa, mercados y cotizaciones

Los pilotos de Iberia convocan 30 días de huelga entre abril y julio

Madrid, 27 mar (EFE).- Los pilotos de Iberia han convocado 30 jornadas de huelga para todos los lunes y viernes entre los días 9 de abril y 20 de julio, ambos inclusive, en protesta por la creación de la filial de bajo coste Iberia Express.

IBERIA (IBLA.MC)ha tildado de irresponsables e intransigentes a los pilotos, cuyo anuncio de nuevos paros ha sido acogido con preocupación por parte del sector turístico, que también les ha acusado de irresponsabilidad por no tener en cuenta el grave problema que va a suponer para el turismo español.

La convocatoria es continuación de los doce paros que se han realizado en diciembre, enero y febrero, y que han supuesto a la compañía una pérdida de aproximadamente 36 millones de euros, a una media de 3 millones por cada día de paro, por lo que esta nueva serie de huelgas podría suponer una pérdida de unos 90 millones.

El primer día de huelga será el lunes de Pascua, con lo que queda salvada la Semana Santa, y el último coincidirá plenamente con las vacaciones veraniegas. También afectará al puente de mayo.

El Sepla argumenta que esta iniciativa responde al boicot que ha llevado a cabo Iberia hacia el proceso de mediación dirigido por el exministro Manuel Pimentel, lo que, en su opinión, ha impedido un acuerdo a pesar de las "importantes" concesiones ofrecidas por el sindicato.

Para el Sepla, la creación de Iberia Express vulnera el convenio de los pilotos en varios puntos y supone una segregación de la actividad de la matriz.

Iberia ha calificado de irresponsable e intransigente la postura del sindicato, en un comunicado que critica su rechazo a la propuesta de Pimentel de que los copilotos de Iberia se acogieran a una excedencia y pudieran pasar a Iberia Express como comandantes, manteniendo la posibilidad de regresar luego a la matriz.

La ministra Ana Pastor, en unas declaraciones a TVE, ha solicitado hoy a ambas partes que sigan trabajando para lograr un acuerdo, porque los paros se producirán en una época de entrada de riqueza mediante la llegada de miles de turistas a un país que no está "para bromas" y por eso es preciso "arrimar el hombro".

Los pilotos e Iberia aceptaron el pasado 12 de marzo, a instancia de Fomento y de Empleo, a Manuel Pimentel como mediador en su conflicto, y dos días después se iniciaron las conversaciones. Tras numerosas reuniones, el 25 de marzo se pasó a Iberia y al Sepla una propuesta de acercamiento de posturas que no fue aceptada por las partes.

El documento establecía un proceso en dos fases: la primera referida al inicio de operaciones de la compañía de bajo coste Iberia Express y una segunda, posterior, relativa a la negociación del convenio colectivo.

El sector turístico ha criticado la postura de los pilotos, y el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Juan Molas, ha acusado al Sepla de someter al sector a un continuo "chantaje indecente" con sus convocatorias de huelga.

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAVYT), Rafael Gallego, ha solicitado al Gobierno que actúe con contundencia con los pilotos de Iberia ante la convocatoria de esas 30 jornadas de huelga, "al igual que se hizo con los controladores".

Gallego ha señalado a EFE que "si bien es cierto que se debe respetar el derecho constitucional" que tienen los pilotos a convocar una huelga, lo que "no tienen es un derecho moral", sobre todo porque son unos trabajadores "privilegiados".

Para el presidente de CEAVYT es "impresentable" que se convoque una huelga a estas alturas con la situación económica que vive el país, y que afecte a un sector como el del turismo, que puede torcer su evolución de crecimiento.

No obstante, desde Iberia se ha reiterado que se va a llamar a los pilotos esta semana para continuar con las negociaciones y así intentar evitar la huelga.

A estos paros se van a sumar los trabajadores de tierra representados por el sindicato minoritario CTA, según ha indicado a EFE su secretario general, Jesús García, mientras que la CNT está a la espera de una consulta con sus afiliados para adoptar una decisión al respecto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin