Bolsa, mercados y cotizaciones

Fitch eleva el rating de Islandia, que deja de ser bono basura

  • "La heterodoxa respuesta política a la crisis de Islandia ha tenido éxito"

La agencia de calificación ha elevado el rating de Islandia en un escalón, de BB+ a BBB-, por lo que abandona el status de bono basura y vuelve al grado de inversión. Además, mantiene una perspectiva "estable", por lo que no hay riesgo de rebajas en un futuro próximo. Islandia: el éxito de dejar caer a la banca y no salvarla con dinero del contribuyente.

Fitch ha resaltado las reformas que ha llevado a cabo el Gobierno y destacado que "está en marcha una recuperación económica prometedora". La economía islandesa creció un 4,7% intertrimestral en el tercer trimestre, su mayor ritmo en más de cuatro años, después de contraerse un 3,6% en el segundo trimestre.

"La restauración del grado de inversión para Islandia refleja los progresos que se han hecho para restaurar la estabilidad macroeconómica, llevando a cabo reformas estructurales y reconstruyendo su calidad crediticia tras la crisis bancaria y monetaria de 2008", explicó Paul Rawkins, director senior de la agencia.

"Islandia ha conseguido salir con éxito de su programa del FMI y ha ganado acceso a los mercados internacionales de capital. Está en marcha una recuperación económica prometedora, mientras que el ratio deuda/PIB parece haber llegado a su pico tras un robusta programa de consolidación fiscal", añadió Rawkins.

La agencia recuerda que Islandia fue prácticamente el primer país en sufrir con toda su fuerza la crisis financiera global, necesitando ayuda del FMI en 2008, con un programa que completó en agosto de 2011.

La flexibilidad del mercado laboral y el tipo de cambio de su moneda (que fue devaluada) han facilitado la corrección de los desequilibrios externos y han contenido el crecimiento del desempleo, mientras que el sistema financiero se ha reducido a una quinta parte de su anterior tamaño.

La agencia también destaca la fuerte reducción del déficit del pequeño país: su déficit primario se redujo del 6,5% del PIB en 2009 al 0,5% en 2011, y espera que tenga superávit primario en 2012 y superávit total a partir de 2014.

La agencia conluye que "la heterodoxa respuesta política a la crisis de Islandia ha tenido éxito a la hora de preservar la calidad crediticia soberana ante unos problemas del sector financiero sin precedentes".

No se trata del primer reconocimiento de las agencias de rating al camino seguido por Islandia para solucionar su crisis de deuda. En noviembre del año pasado, Standard & Poor´s mejoró la perspectiva de Islandia de negativa a estable manteniendo el rating en BBB-, el que ahora le ha otorgado Fitch.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud