Bolsa, mercados y cotizaciones

El asesor financiero tiene cara y título: EFPA pide que esté acreditado para vender fondos

Carlos Tusquets y Santiago Satrústegui, el presidente y vicepresidente de EFPA España (Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera) aplican la teoría del sentido común para defender que un asesor financiero con una buena formación sabe distinguir lo que es un conflicto de interés de lo que no lo es a la hora de orientar al cliente.

Pero esto sólo es el detalle de las alegaciones que EFPA España ha presentado al borrador del proyecto de ley que transpondrá la directiva sobre el Mercado de Instrumentos Financieros (Mifid, por sus siglas en inglés), que quiere aumentar la competencia en la oferta de servicios y la protección a los ahorradores finales.

Como punto de partida, Tusquets defiende que los asesores financieros de todas las entidades deben tener una preparación y profesionalización, avalada por un título o licencia, renovable cada cierto tiempo, que demuestre su capacidad para asesorar al cliente. Para poder atender bien, "no se requiere una gran estructura de medios, es necesario el talento y las personas cualificadas".

Un motivo que ha llevado a EFPA a solicitar al Ministerio de Economía que incluya en la transposición de la directiva europea que las autorizaciones para la prestación de servicios de asesoramiento "deben darse a las personas físicas, ya que el actual borrador reserva su prestación a las empresas de servicios de inversión", apuntó ayer Tusquets. Lo contrario mantendría la inseguridad actual del inversor, insistió este experto.

Tipos de asesores

Actualmente, para el presidente de EFPA, existen tres tipos de asesores financieros: los asalariados que trabajan en entidades financieras, los que cobran por resultados, es decir, con un sueldo variable, y los independientes. En total, entre unos y otros habrá alrededor de 150.000 personas dedicadas a asesorar a inversores en España, según los cálculos de EFPA.

¿Quién estaría capacitado para dar la autorización de ser asesor financiero? EFPA ha pedido al Gobierno que delegue esta función en las asociaciones más acreditadas del sector. En principio, la profesionalización del trabajo de asesor financiero cuenta con el apoyo de todo el sector, incluida la gran banca, indicó Santiago Satrústegui. Un paso adelante, ya que en ocasiones se critica a los más grandes de recomendar determinados productos por interés de la entidad y no del inversor.

¿Qué actitud tiene la Dirección General del Tesoro ante estas propuestas de EFPA?
Según Tusquets, la actitud ha sido muy positiva en las reuniones mantenidas hasta la fecha, aunque todavía quedan más encuentros para seguir tratando el tema. Y esperan que "en los borradores de la normativa haya una referencia a estas alegaciones para que la transposición vaya mejor". La EFPA confía en que todo esto se cumpla porque sería la evolución natural, "como la del curandero de hace años que ahora es médico".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint