Bolsa, mercados y cotizaciones

Economía.- PSOE pierde votación del Congreso sobre elección de la CNMV por ausencia de 23 diputados y un voto por error

La vigésimo séptima derrota del PSOE en sesión plenaria llega en medio de la polémica generada por Conthe y a 20 días de los comicios

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La ausencia de 23 diputados socialistas --entre ellos 11 miembros del Gobierno-- y el error en el voto de otro parlamentario provocó que el PSOE perdiera esta tarde en el Congreso su vigésima séptima votación en el Pleno de la Cámara desde el inicio de la legislatura, se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias.

Eso sí, el episodio es especialmente relevante porque permitió que se aprobara una iniciativa del PP y de IU-ICV, apoyada por los grupos minoritarios, instando al Gobierno a cambiar este mismo año el sistema de elección del presidente y vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), precisamente en medio de la polémica generada por el anterior titular, Manuel Conthe, que ha acusado a La Moncloa de preparar un dossier contra el presidente del BBVA, Francisco González.

Además, la derrota de los socialistas se produce a dos días de que comienza la campaña electoral de los comicios autonómicos y municipales del 27 de mayo, donde uno de los acusados por Conthe, el que fuera responsable de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián, compite por la Alcaldía de la capital de España.

El PSOE se quedó sólo en la votación, ya que la iniciativa del PP y de IU-ICV fue apoyada por todos los demás grupos de la oposición, pero el Grupo Socialista, que cuenta con 164 diputados, podría haber solventado fácilmente el trámite ya que todos los demás grupos unidos sumaron únicamente 149 votos. De hecho, 30 de los 148 diputados del PP no estaban en el hemiciclo.

Sin embargo, el Grupo Socialista no pudo ganar la votación porque le faltaron 23 diputados, once de ellos miembros del Gobierno, incluidos el presidente José Luis Rodríguez Zapatero o la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

Entre los diputados ausentes figuraban José Blanco, secretario de Organización del PSOE, y varios candidatos que compiten en las elecciones locales del próximo 27 de mayo como Carmen Alborch (Valencia), Francesc Antich (Baleares), Juan Fernando López Aguilar (Canarias), Pedro Saura (Murcia), Soraya Rodríguez (Valladolid) y Javier Torres Vela (Granada).

A las ausencias se une que el diputado socialista José María Benegas, presente en el hemiciclo, votó por error a favor de la iniciativa de la oposición.

LA ULTIMA DERROTA, HACE TRES MESES.

Con la de hoy, el PSOE ha perdido 27 votaciones en el Pleno del Congreso. La última vez fue el pasado 27 de febrero, cuando el Grupo Socialista no pudo evitar que se aprobase una proposición no de ley del PNV sobre la pesca de la anchoa en el Cantábrico, que fue respaldada por el PP y otras minorías.

Dos de estas derrotas se produjeron por errores propios (ambas en primavera de 2006), y el resto al quedarse en minoría. Esta situación se notó especialmente en los dos debates sobre el estado de la Nación, donde los socialistas perdieron cuatro votaciones en 2005 y once en 2006.

El Grupo Socialista perdió su primera votación en esta legislatura el 14 de septiembre de 2004 y fue en un contexto similar al de la última vez. En aquella ocasión sólo socialistas e Izquierda Verde (IU-ICV) votaron en contra de una moción del PNV sobre la 'Y' vasca, que recibió el respaldo del resto de los grupos parlamentarios y finalmente fue aprobada por 158 votos a favor y 149 en contra.

En ese segundo periodo de sesiones de 2004 el PSOE perdió otras cuatro votaciones en el Pleno de la Cámara Baja. El 21 de septiembre, fue por una iniciativa del BNG sobre Izar --la primera vez que los socialistas se quedaban solos frente al resto de grupos parlamentarios--, y el 5 de octubre porque ERC se desmarcó del PSOE después de dos empates y apoyó la tramitación como proyecto de ley de un decreto ley de ayudas por inundaciones e incendios en seis comunidades autónomas.

El 25 de noviembre de ese año los socialistas sufrieron su derrota más sonora con la última votación de la reforma de la Ley del Poder Judicial para cambiar el sistema de nombramientos judiciales. Contando con el apoyo de todas las minorías y habiendo ganado todas las votaciones parciales de la jornada, la ausencia de una treintena de parlamentarios impidió alcanzar el requisito de la mayoría absoluta exigido para las leyes orgánicas, con lo que el proyecto fue rechazado.

Un mes después, el 21 de diciembre, el PSOE vio derrotada por primera vez en el Pleno del Congreso una propuesta suya, referida concretamente a un nuevo Plan de Juventud. La negativa del PP a dar su consentimiento para tramitar las transacciones que los socialistas habían pactado con las minorías obligó a votar el texto original, lo que generó cierta confusión que llevó a que el grupo que sustenta al Gobierno no recabara apoyos suficientes para aprobar su iniciativa.

En 2005, tras estrechar relaciones con ERC e IU-ICV en materia presupuestaria, el PSOE ya sólo perdió votaciones en la última jornada del Debate sobre el estado de la Nación, el 17 de mayo. Fueron cuatro derrotas casi consecutivas en otras tantas mociones del PNV que, apoyadas por el PP y CiU, fueron aprobadas pese a su voto en contra. Dos de ellas aludían a temas en los que los socialistas ya habían perdido votaciones, como la política de Juventud y la 'Y vasca', y las otras se referían a la pesca de la anchoa y a los presupuestos de I+D+i.

EN 2006, DOS DERROTAS POR ERROR PROPIO.

En 2006, el PSOE sufrió otras cinco derrotas en sesión ordinaria, más once votaciones que perdió en el Debate sobre el estado de la Nación de aquel año porque el PP apoyó otras tantas propuestas de formaciones nacionalistas.

Lo llamativo es que dos de esas derrotas en sesión ordinaria se debieron a errores propios. Así, el 9 de febrero se derogó un decreto ley de subidas de impuestos del tabaco por equivocación de la diputada encargada de marcar el voto del Grupo Socialista, situación que se repitió el 21 de marzo provocando que no se aplicase el procedimiento de "lectura única" a la tramitación de una iniciativa de IU-ICV para declarar 2006 como Año de la Memoria Histórica.

Además, el 28 de febrero el PSOE vio cómo se aprobaba sin su consenso una iniciativa de Coalición Canaria-Nueva Canarias relativa a la participación del Estado en financiación del cable submarino de fibra óptica con las islas de El Hierro y La Graciosa, y el 9 de mayo, un mes después del relevo en la cúpula del Grupo Socialista con el relevo de Alfredo Pérez Rubalcaba por Diego López Garrido, volvió a perder una votación en el Pleno de la Cámara al aprobarse pese a su voto en contra una moción del PNV sobre pensiones a profesores de euskera.

La reedición del tripartito en Cataluña el pasado otoño ratificó la estabilidad de los apoyos parlamentarios del Gobierno pero no impidió que el pasado 12 de diciembre los socialistas volvieran a ser derrotados, otra vez merced a un acuerdo entre el PNV y el PP, relativo en aquella ocasión a la ejecución del tramo Vitoria (Alava)-Dax (Francia) del tren de alta velocidad del suroeste europeo conforme a los plazos marcados por la UE.

A estas derrotas en el Pleno del Congreso se unen las votaciones perdidas en comisión y en otras instancias parlamentarias. En la Mesa del Congreso, el PSOE se anotó su primera y por ahora única derrota el 15 de febrero de 2005 al quedarse solo con IU-ICV defendiendo la tramitación por el procedimiento de urgencia de la ley de televisión digital, en contra del criterio del PP y CiU, que se impusieron por cinco votos contra cuatro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint