Bolsa, mercados y cotizaciones

Economía/Empresas.- Iberdrola incurre en un gasto de 65 millones de euros en trámites para hacerse con Scottish Power

La ampliación de capital de Iberdrola ascenderá finalmente a un 22,6% del total del nuevo grupo, frente al 20% previsto

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Iberdrola ha incurrido en un gasto de 65 millones de euros en trámites para hacerse con Scottish Power, incluyendo los costes relacionados con la ampliación de capital por 8.625 millones y con la remuneración de los asesores, informaron a Europa Press fuentes de la compañía.

La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ha soportado así un gasto inferior al de otras eléctricas que han abordado operaciones corporativas o se han defendido de ellas. Es el caso de E.ON, que ha contabilizado unos gastos de 230 millones de euros y tendrá también que hacerse cargo de los costes ocasionados por la aceptación y por la devolución de la documentación correspondiente, como consecuencia de la retirada de su OPA.

Por su parte, Gas Natural cifró en 110,9 millones de euros los gastos por su oferta, mientras que la propia Endesa reconoció en mayo del pasado año haber desembolsado 72 millones de euros sólo en defenderse de la oferta del grupo gasista.

Iberdrola ha comunicado este gasto de 65 millones a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como documentación necesaria para que el organismo supervisor autorizara a la ampliación de capital que permitirá la absorción de Scottish Power por un total de 17.100 millones de euros.

Las mismas fuentes explicaron que la ampliación de capital ascenderá finalmente al 22,6% del capital total del nuevo grupo tras la integración, una cifra ligeramente superior a la prevista (20%), ya que se incluye el canje de una parte de los bonos convertibles de Scottish Power.

Iberdrola también ha remitido al supervisor bursátil los riesgos asociados al acuerdo de integración con Scottish Power, donde apunta que ha obtenido financiación por importe de 11.738 millones de euros de ABN Amro, Barclays Capital y The Royal Bank of Scotland para financiar el componente efectivo de la contraprestación y para financiar determinados elementos de endeudamiento existentes de Scottish.

En este punto, la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán también ha advertido de que existe el riesgo de que, como consecuencia del incremento relativo de deuda del grupo, se produzca un deterioro de su 'rating'. Además, ha puesto de manifiesto que deberá hacer frente a una serie de gastos "habituales" en este tipo de operaciones que, de no ajustarse finalmente la operación, supondría "una pérdida" para el grupo.

VOLATILIDAD DE LA ACCION.

En relación a la volatilidad de la cotización de la acción, Iberdrola explica en el folleto de la operación que también existen otros factores que podrían repercutir en el precio de mercado de las acciones de Iberdrola, como, en particular, las opiniones de inversores sobre las ventajas estratégicas de la operación y las expectativas sobre el futuro comportamiento de la compañía tras la operación

Si bien el documento recoge los riesgos de la operación, también destaca las bondades de la misma y apunta que la integración derivará en la tercera empresa energética de Europa por valor de empresa, con una cifra de 65.400 millones de euros, así como una posición ventajosa en los mercados de rápido crecimiento de energías renovables del Reino Unido y de Estados Unidos.

Tras la fusión, la capacidad total de generación instalada pro forma ascenderá a 38.922 megavatios (MW) --30.384 MW de Iberdrola y 8.539 MW de Scottish Power-- con 21,7 millones de puntos de suministro. Según las previsiones de la eléctrica, todo ello derivará en un incremento inmediato del beneficio por acción.

EL TRIBUNAL DE EDIMBURGO, EL ULTIMO TRAMITE.

Tras el visto bueno a esta ampliación por parte del organismo supervisor, la operación sólo está pendiente de pasar el trámite de la vista judicial del Tribunal de Edimburgo el 19 y 23 de abril para que certifique las garantías de la operación y ver si atiende a los derechos de los accionistas, siguiendo las directrices de la legislación británica, para que, a continuación, se cierre de forma efectiva la integración de ambas compañías.

Un día más tarde se registrarán las nuevas acciones en bolsa y se procederá al ajuste de la mismas, al objeto de que el día 25 de abril se inicie la cotización de los títulos del grupo resultante de la fusión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint