Bolsa, mercados y cotizaciones

Un solo inversor se hace con el 90% del estaño en el mercado de Londres

Un solo inversor se ha hecho con más del 90% del estaño negociado en el London Metal Exchange (LME), una situación ante la que el regulador del mercado no puede actuar, puesto que es totalmente legal, pero que provoca la ira del resto de los compradores ante unos precios elevados de forma artificial.

"Nuestros informes señalan una posición dominante, con más del 90%" de las reservas de Estaño (TIN.212), admitió a la AFP el director de regulación del London Metal Exchange, el principal mercado mundial de los metales no ferrosos, Diarmuid O'Hegarty.

El inversor, del cual AFP obtuvo el nombre, es la compañía Ebullio, un fondo especulativo londinense que se lanzó en enero de 2008 a las inversiones en materias primas. La actividad de este fondo explica la firmeza actual de los precios del estaño, según el director de estudios del ITRI (Instituto Internacional de Investigación sobre el Estaño), un organismo londinense que representa a los industriales del sector, Peter Kettle.

Los precios de este metal, que habían caído a fines de diciembre a 9.700 dólares por tonelada (aproximadamente 6.600 euros) a raíz de la recesión económica, comenzaron a recuperar sus valores habituales a principios de año aunque todavía siguen lejos de su récord de mayo de 2008 en que se situaron a 25.500 dólares por tonelada (aproximadamente 17.300 euros). Tras haber rozado los 16.000 dólares a principios de junio, actualmente se mueven en torno a los 15.000 dólares la tonelada (más de 10.000 euros).

La situación ha suscitado el enojo de muchos de los intermediarios que operan en el LME, "sin duda porque son vendedores a descubierto" y "van a tener que pagar bastante caro" para obtener el estaño del fondo de inversiones que domina el mercado, explica Kettle, que añadió, "los consumidores estiman que el precio es actualmente más elevado de lo que debería ser". Las reservas de estaño en los depósitos del LME no han dejado de aumentar desde principios de año, alcanzando las 26.000 toneladas, su nivel más alto desde marzo de 2003.

Si habitualmente el alza de las reservas tiene un impacto sobre los precios de una determinada materia prima, esta regla no se cumple con el estaño, cuya cotización no ha dejado de crecer. "El equilibrio oferta-demanda explica el movimiento de los precios", argumenta el analista Nicholas Snowdown, de Barclays Capital, señalando que la actividad de un inversor dominante no está en relación con el alza de los precios.

Según Snowdown, la cotización refleja una anticipación de la reactivación de la demanda en los países industrializados, así como las dificultades de extracción del metal en China e Indonesia, responsables del 75% de la oferta minera.

Para el regulador del London Metal Exchange, la existencia de esta "posición dominante" es perfectamente legal. "El mercado tiene reglas sobre la cuestión de las posiciones dominantes. Estas reglas se aplican y el mercado funciona correctamente", afirmó 0'Hegarty.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint