Bolsa, mercados y cotizaciones

Los grandes inversores de Silicon Valley ponen el ojo en los influencers

  • 2.000 millones de dólares de inversión en lo que va de año
Foto: Dreamstime

El negocio de la creación de contenido en redes sociales cada vez se está haciendo más vigente. Si recientemente Facebook, TikTok y YouTube anunciaban la inversión de cientos de millones de dólares para bonificar a sus creadores, ahora los grandes inversores de Silicon Valley han puesto el ojo en estos influencers demostrando que se trata de un mercado real y no de un juego de niños.

No obstante, no se trata de invertir en los mineros de oro, sino en sus herramientas. Estas grandes firmas de capital riesgo no están enfocándose en las personalidades de las redes sociales, el interés se centra en las startups dedicadas a la creación de herramientas digitales para creadores de contenido. Tanto es así, que se han invertido 2.000 millones de dólares en 50 empresas de reciente creación centradas en los influencers durante este año, según The Information.

Las firmas de capital de riesgo están invirtiendo millones en estas startups

Poco a poco se está generando un nuevo sector del entretenimiento, que nada tiene que ver con el tradicional. Se trata de un mundo controlado por jóvenes y destinado a los jóvenes. Personas de corta edad, nativos digitales y con gran facilidad para la comunicación de masas. Lo que hasta hace bien poco parecía una suerte de niños bailando y haciendo bromas, hoy se está convirtiendo en parte importante de la industria del entertainment.

La empresa de riesgo Founders Fund, por ejemplo, invirtió recientemente 15 millones de dólares en Pietra, una startup destinada a ayudar a los influencers a lanzar líneas de productos. Seven Seven Six, por su parte, anunció una inversión de 16 millones de dólares en PearPop, una plataforma que ayuda a los creadores de contenido a monetizar sus colaboraciones e interacciones en las redes sociales.

Esta última también invirtió 4 millones de dólares en Dispo, una app para compartir fotografías que imita la experiencia de las cámaras digitales. Además, también recibió una ronda de inversión adicional de 20 millones de dólares liderada por Spark Capital.

Estas empresas no han sido las únicas que han invertido en este sector. Benchmark lideró una ronda de inversión por valor de 20 millones de dólares en Poparazzi, una aplicación que permite a los amigos de los usuarios publicar fotos en sus perfiles.

Del mismo modo, Andreessen Horowitz lideró una inversión en Stir, una empresa de reciente creación valorada en 100 millones de dólares, que ayuda a los creadores a administrar sus ganancias en redes. Así como también lideró otra ronda de inversión de 200 millones en Clubhouse, la joya de la corona de este joven mercado y la que más interés genera en Silicon Valley. Se trata de una red social construida alrededor de salas de chat de solo audio y que requiere de una invitación para unirse. Esta empresa está valorada en aproximadamente 4.000 millones de dólares.

Este interés repentino de grandes inversores en todo lo relacionado con las redes sociales se debe, sobre todo, a un proceso de cambio durante años en el uso de estas plataformas que por fin parece haberse materializado. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de la población ya había nacido cuando empezaron a surgir las primeras redes sociales, por lo que esta primera generación de aprendices digitales era realmente novata.

Echando la vista atrás, no hace mucho que estas plataformas se utilizaban para la interacción con un círculo bastante más cerrado de amigos, las fotografías que se colgaban eran más naturales y, básicamente, se trataba a la red social como un álbum online. En ningún caso, esta generación sabía que tenía la posibilidad de hacer un uso comercial de estos canales, algo que la siguiente generación si descubrió. El negocio de la creación de contenido en redes ha llegado para quedarse y pretende crear un gran mercado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin