Bolsa, mercados y cotizaciones

Alemania también limita los cortos... dos años tarde

  • Pretende frenar el desplome de los valores financieros

Anoche era la comidilla de Wall Street: más allá de la norma propuesta por España al Ecofin para controlar más estrechamente a los hedge funds, Alemania se salió por la tangente (que para eso es Alemania) y decretó la prohibición de los cortos al descubierto ('naked shorts') para evitar el desplome de los valores financieros en su mercado. Una prohibición que ya se adoptó en EEUU a raíz de la crisis de 2008... y que no ha servido para frenar las caídas de la bolsa.

Los cortos normales consisten en tomar prestado un valor, venderlo inmediatamente y, si el valor baja de precio, se recompra a un precio inferior, el inversor se embolsa la diferencia y devuelve las acciones a la persona que se las prestó. Pero el 'naked short', los 'cortos desnudos', consiste en que un inversor vende un valor que en realidad no ha tomado prestado; y si lo recompra suficientemente rápido, ni siquiera necesita hacerlo a posteriori.

Esta decisión de Alemania llega porque los bancos se encuentran bajo una fuerte presión vendedora por su exposición a la deuda de Grecia, Portugal y España. Eso los convierte en objetivos de los bajistas, de la misma forma que Lehman y otros bancos norteamericanos fueron el objetivo de las ventas en corto en septiembre de 2008. Y entonces, la SEC norteamericana prohibió completamente los cortos, no sólo los desnudos, sobre 799 valores.

Aparte de esta prohibición, Alemania requerirá que se notifiquen las posiciones cortas que superen el 0,2% del capital, y a partir de ahí cada 0,1% de incremento. Estos requisitos afectan a 10 valores, entre los que se encuentran Deutsche Bank, Allianz, Munich Re, Commerzbank o Deutsche Börse

"Si hay una cosa que deja claro el movimiento de los reguladores alemanes es que una regulación desequilibrada de los mercados mundiales lleva a la incertidumbre y, posiblemente, al pánico cuando un país se mueve de forma unilateral. Los mercados nacionales no operan en el vacío. Vivimos e invertimos en un mercado global, uno que tiene una necesidad desesperada de una regulación coherente, desnuda o totalmente vestida", opina David Weidner en MarketWatch.

El problema es que la prohibición de los cortos desnudos en EEUU no evitó el hundimiento de los mercados entre finales de 2008 y principios de 2009, aunque pudo limitarlos (es decir, podría haber sido peor). Por tanto, no hay que confiar en que las medidas similares que adopta ahora Alemania no tengan mucho más éxito. Es decir, en el mercado siempre habrá inversores que quieran aprovecharse del miedo y la incertidumbre, y siempre encontrarán formas de hacerlo por muchas prohibiciones que se impongan.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud