Ecoley

El Parlamento venezolano honra a un policía rebelde y culpa al chavismo de su muerte

Caracas, 15 ene (EFE).- El Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, guardó hoy un minuto de silencio al cumplirse un año de la muerte de Óscar Pérez, un policía que se rebeló contra el jefe del Estado, Nicolás Maduro, y que fue ajusticiado en un enfrentamiento con las autoridades según la versión oficial.

La Cámara, que califica la muerte de Pérez y otros compañeros como una "masacre", denunció la "impunidad" que impera en este caso.

Un "minuto de silencio, en honor a #OscarPerez y sus 6 compañeros, que hace un año fueron ajusticiados en la Masacre de El Junquito por órdenes de quienes usurpan hoy el poder en #Venezuela", expresó en la red social Twitter el presidente de la Cámara, Juan Guaidó, en una clara acusación al Gobierno de Nicolás Maduro.

Una investigación de la Cámara determinó que las siete personas que perdieron la vida en ese operativo de las fuerzas de seguridad "fueron ajusticiadas con tiro de gracia en la cabeza", recordó este martes la diputada Adriana Pichardo en la sesión del Legislativo.

"Fueron destruidas todas las evidencias del caso, hay impunidad", dijo y denunció supuesta "complicidad" del chavismo en este caso.

"La dictadura asesina obviamente jamás abrió investigación, para no inculparse a sí misma. Nosotros si lo hicimos desde (el Parlamento) y llevamos el caso a instancias internacionales, donde sabemos que serán juzgadas", agregó al respecto al diputada Delsa Solórzano, también en Twitter.

El dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, otra de las figuras prominentes de la oposición, también consideró que el agente y sus compañeros, "a pesar de haber estado dispuestos a entregarse, fueron masacrados" en enero del año pasado.

Pérez se declaró en rebeldía contra la "dictadura" de Maduro en junio de 2017 -en medio de una ola de protestas antigubernamentales-, cuando sobrevoló Caracas con un helicóptero de la Policía científica y llamó con una pancarta a la desobediencia civil.

En diciembre de ese año, Pérez y sus hombres asaltaron un cuartel militar, en el que maniataron a los soldados sin provocar heridos, les recriminaron, como puede verse en el vídeo que difundieron, que sigan sosteniendo al chavismo y pisotearon retratos del presidente Hugo Chávez y de Maduro, además de sustraer armas.

El Gobierno venezolano aseguró que Pérez tenía "vínculos con la Agencia Central de Inteligencia" de EE.UU., era un "terrorista" y atacó con disparos y explosivos dos sedes estatales, aunque sin dejar víctimas mortales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint