Ecoley

La justicia uruguaya da prisión domiciliaria al sindicalista argentino Balcedo

Montevideo, 21 dic (EFE).- La Justicia uruguaya decretó hoy prisión domiciliaria al sindicalista argentino Marcelo Balcedo, quien se encontraba recluido en una cárcel de Montevideo por acusaciones referidas al lavado de activos en Uruguay y por un pedido de extradición de Argentina.

Así lo confirmó a Efe el fiscal de Delitos Económicos Enrique Rodríguez, quien interviene en el expediente de la extradición y sostuvo que esta decisión se debe a que se está equiparando su situación a la de su pareja, Paola Fiege, quien cumple prisión domiciliaria en la residencia que ambos tienen en Maldonado, en el sureste del país.

El pasado 12 de noviembre, la Fiscalía uruguaya solicitó que se condene a Balcedo a 11 años de prisión por lavado de activos, contrabando y tráfico internacional de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, mientras que pidió 10 años para Fiege por los dos primeros delitos.

En este sentido, Rodríguez explicó que, pese a que aún no ha terminado esta causa judicial, ya cumplieron con la prisión preventiva que había sido determinada para este caso específico y la Justicia decidió no otorgarle más días en el marco de este proceso.

Pese a ello, deben permanecer detenidos como medida cautelar,ahora ambos en prisión domiciliaria, por la causa que enfrentan desde Argentina y a la espera de ser extraditados.

"Por la causa de Uruguay se le dio la libertad a los dos, aunque quedaron detenidos por la extradición (...) Ya transcurrieron varios meses más. Él, en total, estuvo prácticamente un año preso y, además, la extradición ya está terminada, pero no lo pueden llevar a Argentina hasta que no termine la causa en Uruguay", detalló.

Por eso, la pareja se encuentra recluida en su domicilio ubicado en una finca de Maldonado hasta que se concreten las dos sentencias, que todavía no tienen fecha prevista.

"El defensor (de Balcedo y Fiege) pidió la libertad absoluta de los dos, yo me opuse a la libertad, pero no me opuse a que quedara en prisión domiciliaria como ya estaba ella", señaló el fiscal.

Balcedo, de 55 años, y Fiege, de 34, son requeridos en su país por delitos contra el orden económico y financiero en modalidad de asociación ilícita y fueron detenidos el pasado 4 de enero.

En la residencia, las autoridades uruguayas incautaron, entre otros bienes, varias armas de fuego, municiones, dinero en efectivo, vehículos de alta gama y joyas.

Además, se halló otra casa de su propiedad y animales exóticos cuya tenencia está prohibida en Uruguay, como llamas, ñandúes, alpacas, guacamayos y pavos reales.

La Fiscalía uruguaya incautó también más de 6 millones de dólares en distintas cajas fuertes que Balcedo tenía en Montevideo y en la ciudad de Punta del Este (sureste).

En mayo, la Justicia hizo lugar a un pedido de la defensa y le otorgó la prisión domiciliaria para Fiege para que pudiera estar con los hijos que la pareja tiene en común, de 2, 5 y 11 años de edad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin