Ecoley

El abogado del rey emérito belga desmiente que haya sido convocado para la prueba del ADN

Bruselas, 29 nov (EFE).- Un abogado del rey emérito de Bélgica Alberto II desmintió hoy las informaciones de medios locales que aseguraban que al antiguo monarca le había sido notificada la obligación de someterse la próxima semana a una prueba de paternidad para comprobar si es el padre de la artista Delphine Boël.

"El rey no ha sido convocado para realizar un test de ADN", aseguró hoy a la agencia Belga el letrado Alain Berenboom, quien calificó de "noticias inexactas" las informaciones de prensa que apuntaban hoy a que Alberto II desobedecería un requerimiento de la Justicia a someterse a una prueba de paternidad la próxima semana.

El diario flamenco Het Nieuwsblad había asegurado esta mañana que tanto Alberto II como su presunta hija ilegítima y la madre de ésta, Sybille de Selys Longchamps, están convocados a someterse a una prueba de ADN la semana próxima en un hospital bruselense.

Las dos mujeres habían respondido afirmativamente, según ese periódico, mientras que el rey emérito había decidido no asistir al requerimiento, según publicó hoy por su parte el periódico francófono Le Soir.

El exjefe de la casa real belga tiene hasta el 5 de febrero para decidir si llevar el caso ante el Tribunal de Casación de Bélgica, después de que el de Apelación de Bruselas ordenase al antiguo monarca realizar "un test genético comparando el ADN de Delphine Boël con el del rey Alberto II y Sybille de Selys Longchamps".

La sentencia tuvo lugar tras confirmar que Jacques Boël, padre legal de Delphine, no es su progenitor biológico.

Boël presentó su primera demanda de paternidad a Alberto II en el año 2013.

Su existencia salió a la luz en 1999 como consecuencia de la publicación de una biografía no autorizada de la reina Paola.

Cuando la baronesa de Selys Longchamp rompió el silencio y detalló la relación que mantuvo durante años con el entonces rey, aseguró también que Alberto II y la reina Paola estuvieron en dos ocasiones al borde del divorcio, en 1969 y 1976, y además difundió fotografías de una joven Delphine junto al entonces monarca.

Alberto II reconoció en una entrevista concedida a la cadena de televisión RTL en junio de 2014, apenas unos meses después de que estallara el caso, que su matrimonio con Paola pasó por momentos difíciles, pero nunca ha reconocido la paternidad de Delphine Boël.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin