Ecoley

Gobierno británico no puede apelar la causa sobre si el "brexit" es revocable

Edimburgo (R. Unido), 20 nov (EFE).- El Tribunal Supremo del Reino Unido rechazó hoy otorgar permiso al Gobierno británico para que apele la decisión de un grupo de políticos de varios partidos que han pedido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) que esclarezca si el "brexit" podría ser revocado de forma unilateral.

El Ejecutivo de la primera ministra Theresa May no podrá, por tanto, presentar una apelación en la causa que investiga ahora la corte europea con sede en Luxemburgo, que ha fijado una vista para el próximo día 27.

El objetivo de este proceso es determinar si la retirada británica del bloque común, que el Reino Unido inició en virtud del artículo 50 del Tratado de la Unión en marzo de 2017, puede ser anulada sin contar con el consentimiento de los Estados miembros.

En septiembre, el Tribunal de Sesiones de Edimburgo resolvió remitir la cuestión al TJUE, después de recibir una petición por parte de una agrupación de políticos del Partido Nacionalista Escocés (SNP), los laboristas y los verdes.

A principios de este mes, el Ejecutivo británico presentó una solicitud de apelación, que fue rechazada por Lord Carloway, el juez más antiguo de Escocia y el presidente de la Corte de Sesiones de Edimburgo.

Entonces, la Secretaría de Estado para la Salida de la UE remitió esta petición directamente al Tribunal Supremo que ahora ha decidido denegarla, al considerar que primero debe pronunciarse el TJUE y después será el Tribunal de Sesiones escocés el que juzgue el asunto.

De cara a la salida del bloque común, que está previsto que se produzca el 29 de marzo de 2019, el Ejecutivo británico y la UE han consensuado un acuerdo preliminar que ahora los líderes europeos deben ratificar y que después será sometido a votación en el Parlamento de Westminster y en las cámaras de los Estados miembros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin