Ecoley

Ministro de Exteriores saudí rechaza la politización del caso Khashoggi

Riad, 15 nov (EFE).- El ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir, rechazó hoy cualquier intento de politizar el caso del asesinato del periodista Jamal Khashoggi para "interferir" en los asuntos del reino y defendió que su país ha hecho una investigación del crimen "como cualquier país normal".

En una rueda de prensa en Riad el ministro de Exteriores rechazó la "internacionalización" del asesinato de Khashoggi, que calificó de "un crimen" y "un gran error", y aseguró que su país ha actuado en este caso como "cualquier país normal".

La Fiscalía General saudí anunció hoy el procesamiento de once personas por el asesinato de Khashoggi y exculpó al príncipe heredero Mohamed bin Salman de cualquier responsabilidad en el crimen.

"Las críticas y los ataques feroces son infundados", dijo Al Yubeir, después de que la Fiscalía informara de las conclusiones de la investigación de la muerte violenta de Khashoggi el pasado 2 de octubre en el consulado saudí de Estambul.

Al Yubeir rechazó que se use el término "sanciones" contra su país porque Arabia Saudí - subrayó - ha hecho una investigación "como cualquier país normal".

"El reino saudí ha dado pasos para afrontar este asunto como hace cualquier país normal. Hemos hecho una investigación, hemos encarcelado a los responsables y están rindiendo cuentas, y hemos revisado las medidas para que esto no se vuelva a producir y esto es lo que hacen los países, sean Estados Unidos, el Reino Unido y Arabia Saudí", dijo.

También consideró equivocado responsabilizar a Arabia Saudí por la actuación de unos "individuos".

"Arabia Saudí es responsable de la forma en que maneja las cosas y cualquier persona prudente y sensata sabe que los errores ocurren y a veces la gente abusa de su autoridad. Lo más importante es hacer que rindan cuentas y asegurarse de que el asunto no se vuelva a repetir y esto es lo que hacemos", señaló.

También rechazó la internacionalización judicial del caso porque "los que han cometido el crimen son saudíes y ocurrió en el consulado de Arabia Saudí, por tanto el asunto está relacionado con Arabia Saudí", manifestó.

Durante su intervención, Al Yubeir aludió a que las acusaciones contra Riad por el crimen de Khashoggi buscan entorpecer la lucha "antiterrorista" que lleva adelante, en alusión a Irán, y su programa de reformas.

"A pesar de la gran cantidad de noticias sobre este caso en los medios de comunicación (...) esto no va a hacer que el reino abandone sus políticas para afrontar el terrorismo y el extremismo", dijo.

El fiscal general saudí, Saud al Moyeb, anunció hoy que ha pedido la pena de muerte para cinco individuos que confesaron su participación en el asesinato de Khashoggi, y el procesamiento de otros seis.

Al Moyeb anunció los resultados de una investigación en la que se determinó que Khashoggi murió tras una pelea en el Consulado de Estambul al ser inyectado una gran cantidad de un somnífero que acabó con su vida y que su cuerpo fue troceado y entregado a "un colaborador turco".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin