Ecoley

El Supremo rechaza anular la acusación de la Policía contra Temer por corrupción

Brasilia, 23 oct (EFE).- El juez Luis Roberto Barroso, de la Corte Suprema de Brasil, rechazó hoy anular el pedido de la Policía Federal para que el presidente Michel Temer sea imputado por los delitos de corrupción, lavado de dinero y asociación para delinquir, informaron fuentes oficiales.

El magistrado alegó en su decisión que "impedir la imputación apenas de una clase de personas, sin fundamento constitucional o legal, configuraría una violación a los principios de igualdad" al "conferir un privilegio exclusivo e injustificado a determinadas autoridades".

La Policía Federal pidió hace una semana que once de los investigados en un escándalo de corrupción, entre los cuales figura Temer, sean imputados por la Fiscalía por los delitos de asociación para delinquir, corrupción y lavado de dinero.

La petición fue hecha en el informe final que la institución entregó a la Corte Suprema sobre la investigación que realizó para verificar el supuesto pago de sobornos que salpica directamente al jefe de Estado brasileño.

Los abogados del gobernante entraron con un recurso pidiendo la anulación del reporte policial al considerar que la Policía Federal usurpó competencias del Supremo al presentar cargos sin la autorización de esa corte.

Barroso no lo entendió así y afirmó que la investigación del caso, del que él es instructor, fue "integralmente supervisada y todas las pruebas, incluido la ruptura de los secretos bancario y fiscal y el interrogatorio" al que respondió por escrito Temer, fueron recogidas mediante "autorización y control judicial".

Las autoridades investigan si un decreto sancionado por Temer en 2017 y que alteró la ley de puertos benefició a algunas empresas del sector, entre ellas Rodrimar, a cambio de sobornos pagados al partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que lidera el propio presidente del país.

En la lista de acusados también figura una de las hijas del mandatario, Maristela Temer; el coronel retirado de la Policía Joao Baptista Lima Filho, un viejo amigo del mandatario; y el exdiputado Rodrigo Rocha Loures, quien fue asesor especial del jefe de Estado.

Ahora le corresponderá a la Fiscalía presentar o no una denuncia formal contra los acusados.

Desde que asumió la presidencia, a mediados de 2016, Temer ha sido objeto de diversas investigaciones de corrupción que incluso, en dos ocasiones, llegaron a convertirse en denuncias formales presentadas por la Fiscalía General ante la Corte Suprema.

Sin embargo, en ambos casos, la Cámara de Diputados archivó todos los cargos e impidió la eventual apertura de un juicio penal en su contra.

Esas causas ahora paradas podrían ser retomadas en los tribunales a partir del 1 de enero de 2019, cuando Temer concluirá su mandato y le entregará el poder al ganador de las elecciones que se celebrarán el domingo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin