Ecoley

La doctora que vio al presunto parricida de Galicia le encontró "normal" y consciente

A Coruña, 27 sep (EFE).- La médico de la ambulancia medicalizada que atendió al acusado de dar muerte en el municipio de Oza-Cesuras (A Coruña) a su hijo de 11 años valiéndose de una pala metálica cuando fue detenido en un hotel coruñés explicó este jueves que le encontró en un estado "normal", en el sentido de que "se podía hablar con él, contestaba y colaboraba".

En el juicio que se celebra con jurado popular en la Audiencia Provincial de A Coruña, relató que al presunto parricida "se le llenaron los ojos de lágrimas, pero no llegó a llorar ni a alterarse" cuando ella le sugirió que colaborase para encontrar a su hijo, con el que no había acudido al punto de encuentro para entregárselo a su expareja.

Señaló que cuando llegó al lugar se le "requirió" que valorase al acusado, Marcos M. por si era necesario trasladarle al hospital y estimase si tenía signos de una ingesta de medicación.

Conversó con él y le dijo que había tomado dos tranxilium, una dosis habitual para él, aunque no recordaba cuando los había tomado, y ella valoró si había efectos de esa medicina.

El acusado le comentó que tenía "amnesia", que "no se acordaba de nada", solo de que había ido con su hijo a un centro comercial, "nada más".

En su informe consta que no hubo ingesta de medicación y precisó que, al no apreciar un brote psicótico, le dio de alta en ese momento y no se le trasladó a un hospital, si bien precisó que es mejor que eso lo "valore un psiquiatra".

Sí aclaró la doctora que el acusado tenía un "estado de consciencia Glasgow 15", una escala que va del 3 hasta esa cifra, que es la máxima consciencia "en cuanto a la respuesta neurológica", según indicó la doctora.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin