Ecoley

Charlín, detenido otra vez por narcotráfico 28 años después Operación Nécora

Santiago de Compostela, 8 ago (EFE).- El patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín Gama, ha vuelto a ser detenido por su supuesta vinculación con el narcotráfico veintiocho años después de su arresto en el marco de la operación Nécora.

Charlín Gama (Vilanova de Arousa, Pontevedra, 1932) saltó a los medios de comunicación a raíz del primer gran golpe asestado contra las bandas del narcotráfico arousano que operaban en las rías gallegas.

Fue el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón quien coordinó la Operación Nécora en 1990 y lo detuvo, aunque finalmente salió absuelto de aquel caso en 2004.

No obstante, el que había sido histórico contrabandista estuvo durante veinte años en prisión, entre 1990 y julio de 2010, por otros casos, como la sentencia de 1999 de veinte años de cárcel por organizar el transporte en barco de 600 kilos de cocaína desde Colombia hasta las costas de Galicia.

Antes había cumplido condena en dos ocasiones en la década de 1980 por casos menores, pero a su condena por la cocaína colombiana sumó después otra, junto a otros trece miembros del clan, de quince años de cárcel y pago de una multa de 2.916.000 euros por los delitos de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico y fraude fiscal.

En 2010, gracias a la aplicación de la doctrina del Tribunal Constitucional que hacía posible la refundición de las penas cuando se cumplían dos o más, logró salir de prisión el 17 de julio con 78 años, tras dos décadas recluido.

Dos días después estuvo implicado en la operación Repesca, de supuesto blanqueo de capitales, pero quedó en libertad tras depositar una fianza de 30.000 euros.

En 2011 fue detenido por un supuesto delito de abuso sexual a una menor de edad, aunque él negó haber mantenido relaciones con ella.

Hoy, con 85 años y 28 después de su detención por el caso de Nécora, ha sido detenido de nuevo junto a uno de sus hijos, Melchor Charlín Pomares, por una causa similar.

En concreto, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha explicado que el caso está relacionado con el decomiso de una "importantísima cantidad de cocaína" cerca de la isla de Madeira (Portugal).

El clan de los Charlines está formado, según la justicia, por Manuel Charlín Gama, su mujer, Josefa Pomares, y sus hijos.

Gran parte de sus bienes fueron decomisados y subastados, entre ellos el pazo Vista Real, en Vilanova de Arousa, que fue adjudicado al Ayuntamiento en 2010.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin