Ecoley

Acusado de raptar y matar a un hombre se exculpa e implica al otro procesado

Madrid, 2 jul (EFE).- Un acusado de raptar a un hombre y golpearle hasta causarle la muerte en Madrid en 2014 ha negado hoy en el juicio cualquier participación en el crimen y ha apuntado que el otro acusado, su inquilino, le dio la tarjeta de crédito de la víctima para que sacara dinero y se cobrara el alquiler.

Así lo ha declarado Jesús G.P.F.P. en el juicio que ha comenzado hoy en la Audiencia de Madrid y en el que se enfrenta, junto a Israel H.F., a una petición del fiscal de 27 años y medio de prisión para cada uno por los delitos de detención ilegal, asesinato y robo con violencia, en este último caso ambos como reincidentes.

Según el fiscal, Jesús e Israel secuestraron a un hombre el 4 de diciembre de 2014 en Vallecas y lo llevaron a casa del primero, donde lo golpearon repetidamente para obligarle a confesar la clave de su tarjeta de crédito y, ante su negativa, lo dejaron tirado en la calle en un estado tan grave que falleció al día siguiente.

Hoy, durante su declaración como acusado, el fiscal ha preguntado a Jesús sobre un intento fallido de extracción de efectivo que él hizo en un cajero automático con la tarjeta de la víctima el día de los hechos.

Jesús ha explicado que pasó por su casa, donde él ya no vivía, y su inquilino, Israel, le dio la tarjeta y le dijo "vete y sacas 200 euros" para el alquiler, por lo que fue al banco, pero olvidó la clave por el camino y la insertó mal tres veces. También ha expresado que no se fijó en que el nombre de la tarjeta no era el de Israel.

Por su parte Israel ha negado esta versión y cuando ha sido interrogado por unos restos de sangre suya que fueron encontrados en el baño de la casa de Jesús, ha respondido que, a pesar de que vivió allí sólo tres días en noviembre, siguió acudiendo a drogarse. "Yo me pinchaba, así que es posible que haya alguna gota", ha sido su respuesta.

Ambos acusados se han declarado inocentes, aunque con versiones distintas; Jesús ha manifestado que el día de los hechos no estaba viviendo en su casa pero Israel sí, y este ha negado que ese día estuviera en el domicilio porque, aunque fue inquilino de Jesús tres días en noviembre, enseguida le dejó porque era "súper agresivo".

Cuando ambos han sido cuestionados por qué estas declaraciones se contradicen con lo aportado en sede policial, Jesús ha expresado que "todo lo que dijo en Comisaría" lo hizo "coaccionado" por los policías, e Israel, en el mismo sentido, que los agentes le llegaron a decir: "Sabemos que no has sido tú, pero te están acusando tres personas, así que tienes que decir algo".

Las defensas de ambos acusados han solicitado la nulidad de todo el proceso al considerar que está "contaminado" porque todas las pruebas derivan de "la fuente ilícita" de estos interrogatorios, pero el tribunal no resolverá sobre esta nulidad hasta que dicte sentencia.

Los acusados, que se encuentran en prisión provisional, viven un "enfrentamiento" en la actualidad a raíz de un "incidente" que motivó el cambio de centro de penitenciario de Jesús para que no estuvieran juntos, y hoy se han tomado medidas especiales de seguridad por las mismas razones, según ha manifestado la defensa de Israel durante el juicio.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin