Ecoley

Un joven niega la agresión a un agente en las Marchas por la Dignidad:"Es un montaje policial"

Madrid, 25 jun (EFE).- Emilio Cao, un joven acusado de agredir en 2014 a un agente de Policía en las Marchas por la Dignidad en Madrid, ha dicho hoy que no "cometió ningún delito", sino que se vio envuelto en los disturbios y los agentes lo detuvieron "sin justificación", y ha añadido: es un "montaje policial".

Así lo ha relatado hoy en juicio, celebrado en el Juzgado de lo Penal número 6 de Madrid y en el que la Fiscalía le acusa de un delito de atentado a la autoridad y de desórdenes públicos, por los que le pide 5 años y 8 meses de prisión.

Emilio Cao ha defendido que él no participó en ningún disturbio y que incluso trató de marcharse ante lo que estaba ocurriendo al ver como la Policía comenzó a cargar contra los manifestantes, pero no lo consiguió y acabó detenido por los agentes, que, según ha dicho, no se identificaron y llevaban la cara tapada.

Dos policías han señalado en el juicio que procedieron a la detención del joven gallego porque vieron como tiró un "casquete" a un agente en la manifestación y han matizado que en el momento de la detención se identificaron "a viva voz" como la Policía y no llevaban la cara cubierta.

Una vez detenido por los dos agentes, han relatado que los tres cayeron al suelo porque el joven "intentó girarse cuando lo tenían retenido,; mientras que Cao ha señalado que fue uno de los policías quien se tropezó y por ese motivo los tres cayeron al suelo.

Un testigo que también participaba en las Marchas de la Dignidad ha señalado que Emilio Cao no tiró ningún objeto a los agentes y que en un momento de "aturullamiento" dos agentes cogieron al acusado de cada hombro y lo llevaron hasta la calle donde lo detuvieron, ante lo que él, ha apuntado, "no opuso resistencia".

En sus conclusiones finales, la Fiscalía ha retirado la acusación de falta, es decir, la imposición de una sanción penal de multa durante dos meses al encausado.

Y ha mantenido la acusación de los delitos de atentado a la autoridad y desórdenes públicos, por los que le pide casi 6 años de prisión que considera "acreditados" ya que los policías detuvieron al acusado porque le vieron arrojar un "casquete" contra un agente.

Por otro lado, la defensa ha señalado que la acusación de la Fiscalía es "desproporcionada" y que se ha acreditado que no se produjo ningún atentado puesto que no existe en las actuaciones ninguna víctima de ello y, por tanto, no existen pruebas "concluyentes" que incriminen a su cliente.

Asimismo, ha apuntado que lo ocurrió se debió a la actuación incorrecta de la Policía, ya que las cargas policiales comenzaron cuando no había concluido la manifestación y "los agentes no estaban en el lugar adecuado ni donde hacían falta".

A la salida del juicio, en declaraciones a Efe, Emilio Cao ha señalado que después de "este clima de incertidumbre e intranquilidad, las incoherencias de los policías" y de las pruebas que ha presentado su abogado, se siente más "tranquilo y seguro de que este proceso judicial puede salir bien".

El portavoz de En Marea en el Congreso, Miguel Anxo Fernán, y el coportavoz de esta formación el Parlamento de Galicia, Antón Sanchez, han mostrado su solidaridad con Emilio Cao, "una víctima directa de la represión del Estado" gracias a la "ley mordaza".,

Han aprovechado para pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que derogue "inmediatamente" la Ley de Seguridad Ciudadana. EFE

erg-so/mcm

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint