Ecoley

Unesco reafirma el compromiso de capacitar judiciales sobre libertad expresión

Montevideo, 2 jun (EFE).- La Unesco, que hace cinco años lanzó un programa de capacitación a operadores judiciales sobre libertad de información y de expresión, alcanzó los más de ocho mil inscritos en esta iniciativa, que será extendida a policías y reguladores de medios de comunicación en los próximos meses.

Así lo expresó a Efe el consejero de Comunicación e Información para el Mercosur y representante de la Unesco ante ese bloque regional, Guilherme Canela, quien destacó que la capacitación a jueces iberoamericanos sobre libertad de información y expresión ha creado una "tendencia de mejora institucional".

La oficina de la Unesco en Uruguay fue la impulsora de este programa, que surgió hace cinco años bajo la hipótesis de que en las escuelas de derecho de América Latina no estaban incluyendo en la formación de los profesionales sobre la libertad de expresión, en el sentido de la seguridad de los periodistas.

Según narró Canela, la Unesco se puso en contacto con la Cumbre Judicial Iberoamericana (CJI) para confirmar su teoría, por lo que se desarrolló un programa de capacitación masiva a operadores judiciales.

"Nosotros creemos que es necesario mejorar la estructura institucional y de formación de los poderes judiciales en Iberoamérica sobre libertad de expresión", argumentó Canela.

La iniciativa de la Unesco, estructurada en varios módulos de formación, consiste en cursos en línea -que han alcanzado los 8.000 inscritos-, así como publicaciones impresas, como la "Caja de herramientas para escuelas judiciales iberoamericanas", publicada en 2017.

Además de la capacitación en línea, Canela afirmó que otro factor importante es "fortalecer a las escuelas judiciales para que incorporen definitivamente esta temática" y así conseguir, en un futuro, que la Unesco "se vaya" y que las instituciones queden a cargo de esta iniciativa.

Este lunes la oficina de la Unesco en Uruguay presentará un reportaje elaborado por el experiodista del New York Times y escritor estadounidense, Bill Orme, que repasa el trabajo realizado en los últimos cinco años, así como los logros que ha tenido el programa de este organismo internacional.

Los resultados, por el momento, se reflejan en casos concretos que evidencian cómo los jueces de Iberoamérica están utilizando los conocimientos obtenidos en las capacitaciones para basar sus fallos.

Asimismo, el programa ha logrado configurar una red internacional para la discusión en los ámbitos judiciales sobre la seguridad de los periodistas y a la impunidad referida a los casos de atropello a la libertad de expresión e información.

"Lo que nosotros esperábamos al final del día era generar una conversación regional entre los jueces, fiscales y operadores judiciales sobre estas temáticas", explicó el consejero de la Unesco.

En términos estadísticos, consideró que sería "temerario" atribuir al programa de la Unesco los cambios a nivel de tasas de impunidad en casos de atropello a la libertad de expresión.

"Estos cambios no se miden en tres o cuatro años. Lo que se está creando acá es una tendencia de mejora institucional (...), los cambios se van a sentir a la larga", estimó.

Según Canela, el gran desafío de cara al futuro es la relación entre la Justicia e internet, ya que los tribunales de toda la región están recibiendo "más y más casos relacionados con el ejercicio de la libertad de expresión en la red".

"Estos temas están llegando a todos los tribunales y, por eso, tenemos que apoyar a la formación de los magistrados y de los operadores judiciales para que puedan lidiar con estos temas usando los principios internacionales de derechos humanos y, en particular, de libertad de expresión", señaló.

De esta manera, la Unesco planea lanzar en julio y en septiembre dos cursos en línea sobre estos temas dirigidos, por un lado, a las instituciones que forman policías y, por el otro, a las agencias encargadas de regular a los medios de comunicación.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin