Ecoley

La Audiencia Nacional juzga mañana a una presunta yihadista por captar a mujeres para combatir en el Daesh

La acusada, que adquirió "gran popularidad" valiéndose de perfiles paralelos en Facebook y Twitter, se enfrenta a diez años de cárcel

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Nacional acoge este lunes un juicio contra Silvia C. C por adherirse presuntamente a los postulados del Estado Islámico e intentar captar mediante diversos perfiles en redes sociales a mujeres para combatir en las zonas de conflicto.

El fiscal, que pide para ella diez años de prisión por delito de integración en organización terrorista, relata en su escrito de conclusiones provisionales que la acusada adquirió "gran popularidad" entre los usuarios de corte radical islamista gestionando para ellos muchos perfiles paralelos.

En la imagen de perfil de una de sus cuentas de Facebook, la acusada mostró un mapa del mundo dominado bajo la bandera del Daesh junto a su denominación en inglés 'Islamic State'. En ese mismo perfil publicó una composición formada por instantáneas del líder del grupo yihadista, Abu Bakr Al Baghdadi, proclamando la instauración del califato.

En la plataforma de Twitter interactuaba mucho sirviéndose de un perfil en el cual retuitaba contenido radical como una noticia sobre la muerte de un conocido muyahidín que acompañaba con el siguiente mensaje: "Que Allah te tenga en su misericordia".

CONTACTO CON COMBATIENTES EN SIRIA

De acuerdo con el escrito del fiscal, la procesada se hizo protagonista en redes sociales a partir de su intensa actividad favoreciendo su contacto con los miembros del grupo terrorista que se encontraban en Siria y formaba parte de la estructura interna del mismo, asumiendo un papel de reclutadora activa de otras mujeres para incorporarse al conflicto.

Para lograr un mayor impacto, la acusada utilizaba determinados atributos como alegorías continuas a leones, símbolo de unión y fuerza, y la exaltación de la mujer en la yihad, caracterizada por su rol doméstico y de servilismo hacia los combatientes. En otro perfil publicó una imagen de una mujer con un subfusil al hombro y una supuesta bandera del Daesh.

SELECCIÓN EN FUNCIÓN DE LA ACCESIBILIDAD

El escrito también recoge cómo Celestín contactó con un colaborador activo del grupo yohadista, que ya fue condenado por la Audiencia Nacional a ocho años de prisión. En sus conversaciones, éste le mostraba su deseo de convertirse en mártir y ella le apoyaba. En una ocasión incluso pidió al condenado que intimidara a un hombre: "me gustaría ke alguien le explicase a ese payaso lo ke es de verdad ser musulmán", le dijo.

La relación de Celestín con otras mujeres a través de las redes era "constante", especialmente vía Telegram, donde una de sus interlocutoras le informó de su próximo desplazamiento a Siria para casarse con un combatiente. De hecho, utilizaba este medio para atraer a personas interesadas en los postulados radicales y las seleccionaba en función del nivel de accesibilidad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin