Ecoley

Educación confirma una segunda denuncia por maltrato en un colegio de Getafe

Madrid, 19 abr (EFE).- La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha confirmado hoy que una segunda denuncia de maltrato a un niño de diez años en un centro de educación especial de la localidad madrileña de Getafe.

Este caso, del que ha informado este mediodía la cadena SER, es la segundo denuncia conocida esta semana y por el que tres personas están siendo investigadas por el Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Getafe.

Se investigan supuestos malos tratos a un menor con autismo en el colegio de educación especial Santiago Ramón y Cajal de la localidad madrileña.

De la segunda denuncia, de la que se desconocen detalles, una fuente de Educación ha dicho que la familia del menor ha reclamado un cambio de centro educativo, que el menor ya no asiste a clases y que en breve se producirá una reunión que la familia ha reclamado con Inspección Educativa.

Educación, según la fuente, ha abierto un Expediente de Información Reservada para revisar el caso y averiguar si hubo mala praxis por parte de las tres personas supuestamente implicadas, dos profesoras y un auxiliar de una empresa contratista.

Fuentes judiciales confirmaron este miércoles que la primera denuncia fue presentada el 10 de enero pasado y que se han incoado diligencias previas en las que "han declarado como investigados" (imputados) tres personas y "dos más como testigos".

El presidente de la Federación de organizaciones en favor de personas con discapacidad intelectual de Madrid (Plena Inclusión Madrid), Javier Luengo, ha exigido a la Comunidad de Madrid una "implicación directa" en este caso, con una "investigación profunda".

Luengo ha pedido al Gobierno regional que revise si los profesores y el personal auxiliar del centro específico para personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) tienen la formación adecuada y necesaria.

En unas grabaciones de audio publicadas por la Cadena Ser, supuestamente hechas por la familia del menor afectado, se puede escuchar cómo algunos trabajadores del centro insultan y vejan al menor que habría tenido que ser tratado por un especialista médico en psiquiatría.

La Consejería de Educación ha ofrecido su "total disposición de la justicia" para aportar toda la documentación que requiera el juez que investiga el caso.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin