Ecoley

El expresidente Colom niega actos de corrupción: "Yo no me confabulé con nadie"

Guatemala, 28 feb (EFE).- El expresidente de Guatemala Álvaro Colom, acusado de integrar una red de corrupción junto a su Gabinete de Gobierno para defraudar al Estado 35 millones de dólares, negó hoy los hechos de los que lo acusan.

"Yo no me confabulé con nadie", declaró Colom, que gobernó bajo el paraguas del partido socialdemócrata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) entre 2008-2012, y al que la fiscalía le imputó los delitos de fraude y malversación, igual que a once miembros de su Gabinete detenidos desde el 13 de febrero.

La investigación de la Fiscalía y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señala que el Gobierno en esa época defraudó al Estado al otorgar de manera ilegal y sin ningún aval 35 millones de dólares a la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos para implantar un sistema prepago en un transporte de la zona metropolitana.

En su declaración voluntaria ante el juez undécimo de Primera Instancia Penal, Eduardo Cojulum, en la que no aceptó preguntas de la acusación, Colom rechazó las acusaciones que pesan sobre él en esta causa, conocida como "Transurbano", y defendió la concesión para mejorar el sistema de transporte y acabar con la violencia.

"Yo no voy a dejar de luchar contra la impunidad aunque se me haya capturado como a un criminal. Cuando era solo una cita como las que me había hecho la Comisión en otras ocasiones", declaró el expresidente, cuyo testimonio recibió una ovación de los otros acusados y de los abogados defensores presentes en la sala.

Visiblemente molesto porque este tema saliera ahora, siete años después de dejar el cargo, el expresidente defendió a todo su Gabinete y dijo estar orgulloso de cada uno de ellos, por lo que lo único que pide es que se haga Justicia.

Aseveró que el sistema de prepago instaurado daba transparencia al sistema -porque antes había que aceptar lo que los conductores de autobús decían-, y defendió el trabajo realizado por sus ministros en sus respectivas áreas.

A Colom, la Fiscalía le reprocha que hubiese intervenido "de manera personal e institucional para facilitar el procedimiento fraudulento de la creación del Acuerdo" aun sabiendo que era dañino para el Estado y que se habían utilizado mecanismos "fraudulentos" para su aprobación.

Antes de concluir, el expresidente dijo que tenía dos líderes políticos en su vida, Mahatma Gandhi y Nelson Mandela, y que al primero, cuando lo metieron una de las últimas veces en la cárcel, dijo: "Me pueden quebrar los huesos, me pueden meter a la cárcel, pero mi dignidad y mi verdad la manejo yo. Y yo soy así, puedo estar en la cárcel, pero voy a ser libre porque tengo el reloj".

Junto a Colom están implicados el expresidente de Oxfam y exministro de Finanzas Juan Alberto Fuentes Knight, los exministros Salvador Gándara Gaitán (Gobernación), Ana Francisca del Rosario Ordóñez (Educación), Edgar Alfredo Rodríguez (Trabajo), Óscar Velásquez (Economía), Celso David Cerezo Mulet (Salud ) y Gerónimo Lancerio Chingo (Cultura); además el exviceministro Alfredo Américo Pokus Yaquian de la cartera de Energía y Minas, y el exsecretario de la Presidencia Gustavo Alejos.

Todos están recluidos en una cárcel de la Brigada Militar Mariscal Zavala desde su detención el 13 de febrero, mientras que los titulares de Defensa y Ambiente, Abraham Valenzuela y Luis Ferraté, están en arresto en un hospital por su delicado estado de salud.

A los exministros y al exviceministro, la Fiscalía los acusa de firmar y avalar el acuerdo gubernativo en ejercicio de sus funciones pese a saber que no había dictámenes que lo respaldaran, un hecho que la exministra de Educación, la única que accedió a prestar declaración, intentó refutar al argumentar que creía que ese subsidio era la única manera de mejorar el servicio público.

El juez debe decidir si procesa o no a los 12 acusados en esta trama.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin