Ecoley

Millet ingresa en el pabellón penitenciario del hospital por neumonía

Barcelona, 23 feb (EFE).- El expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet permanece ingresado desde ayer en el pabellón penitenciario del hospital de Terrassa (Barcelona), debido a la neumonía que padece.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al preso, Millet fue atendido ayer en el servicio de urgencias de Mútua de Terrassa, adonde fue trasladado por orden del equipo sanitario del centro penitenciario Can Brians, donde permanecía encarcelado desde el pasado 5 de febrero, para cumplir condena por el expolio del Palau de la Música.

El expresidente de la entidad cultural, de 82 años, ingresó ayer en urgencias al presentar una insuficiencia respiratoria y, una vez se le diagnosticó la neumonía, fue trasladado al pabellón penitenciario que el Departamento de Justicia tiene en el Hospital de Terrassa.

Fèlix Millet permanecerá en el pabellón penitenciario para recuperarse de la neumonía que padece, tras lo que podría regresar al centro penitenciario Can Brians 2, donde fue internado hace algo más de quince días por orden de la Audiencia de Barcelona junto al que fuera su mano derecha al frente del Palau, Jordi Montull.

El tribunal que juzgó el expolio del Palau de la Música envió el pasado 5 de febrero a prisión a Millet y Montull para cumplir las penas de nueve años y ocho meses de cárcel y de siete y medio que les impuso, respectivamente, por el saqueo de la entidad cultural, a la espera de que el Supremo resuelva los recursos presentados por las defensas.

No obstante, la Audiencia de Barcelona estimó anteayer los recursos presentados por Millet y Montull y les fijó fianzas de 400.0000 euros y 100.000 euros, respectivamente, para poder salir de la cárcel.

Ninguno de los dos saqueadores confesos, que tienen los bienes embargados por la sentencia del caso Palau, han podido reunir aún la suma necesaria para pagar las fianzas que les habrían permitido salir de la cárcel.

La Audiencia acordó enviar a la cárcel a ambos procesados al tener en cuenta que podrían disponer de fondos en el extranjero y que las patologías que sufren, junto a su avanzada edad, no anulan totalmente el riesgo de que traten de huir mientras el Supremo decide sobre los recursos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin