Ecoley

La Asociación Española de Guardias Civiles se persona como acusación particular contra Igor 'El ruso'

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) se ha personado como acusación particular en la causa judicial contra Norbert Feher, conocido como Igor 'El ruso', autor confeso del asesinato de los agentes de la Benemérita Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, así como del ganadero José Luis Iranzo, entre las localidades turolenses de Andorra y Albalate del Arzobispo, el pasado 14 de diciembre.

ZARAGOZA, 22 (EUROPA PRESS)

En una nota de prensa, la entidad señala que se persona en los casos de agresión a agentes de la Guardia Civil cuando hay un socio implicado y también en esta ocasión "los servicios jurídicos de AEGC van a luchar para conseguir la mayor condena para este peligroso delincuente".

Han manifestado su apoyo a todos los guardias civiles que han participado en el operativo llevado a cabo para la detención de este exmilitar serbio.

"Somos conscientes de que las declaraciones vertidas por la viuda de José Luis Iranzo vienen motivadas desde el dolor y la pérdida sufrida, pero no entendemos las vertidas por la COAG", la organización agraria a la que pertenecía el ganadero andorrano.

"¿Es necesario que les recordemos que en la misma situación se encuentran otras dos familias que han sufrido el mismo mazazo?", han preguntado, señalando que "los Equipos ROCA se crearon para dar un plus de seguridad ante el aumento de los robos en el campo".

MENOS EFECTIVOS

AEGC ha considerado que COAG "no puede culpar a los que cada día visten el uniforme de la Guardia Civil para defender sus intereses, insistiendo en que no deben buscar culpables "entre los agentes", sino "en aquellos que en momentos de crisis decidieron que no pasaba nada por reducir considerablemente el número de efectivos de las Fuerzas de Seguridad y, por su puesto, reducir también en la dotación material".

Han recordado que desde el inicio de la crisis el número de efectivos ha bajado un 15 por ciento entre policías y guardias civiles en Teruel, con 600 agentes para cubrir 15.000 kilómetros cuadrados con municipios "despoblados y desperdigados".

En el Ministerio del Interior y en la Guardia Civil "son especialistas en crear unidades fantasma, presentadas como la panacea para solucionar problemas, pero a las que no dotan ni de personal ni de material. Y en todo caso, los agentes que destinan a estas unidades son guardias civiles que detraen de sus verdaderos destinos dejándolos desprotegidos". Han pedido la ampliación de las plantillas en lugar de "parchear la difícil situación" de las poblaciones rurales.

Por eso, "desde AEGC pedimos a los dirigentes de la COAG que cuando critiquen una actuación de los hombres y mujeres de la Guardia Civil piensen que su dedo señala en la dirección equivocada, que debería señalar a todos aquellos gobiernos que con sus decisiones políticas decidieron apostar por la reducción de nuestra plantilla y, por su puesto, nuestra equipación y material".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint