Ecoley

El exmilitar serbio huyó con el vehículo del ganadero asesinado en Teruel

Teruel, 18 dic (EFE).- El exmilitar serbio Norbert Feher disparó mortalmente al ganadero José Luis Iranzo y utilizó su coche para huir, pero las luces del vehículo alertaron a los guardias civiles que inspeccionaban la zona y, según el instituto armado, fue al seguirle la pista cuando dos de ellos también fueron asesinados.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, seis agentes, acompañados de un vecino de la localidad de Andorra (Teruel), acudieron a la zona tras recibir en el acuartelamiento una llamada de aviso de unos posibles disparos.

Al aproximarse, "observaron un vehículo con las luces encendidas", por lo que dos agentes -Víctor Jesús Caballero y Víctor Romero- se dirigieron "a comprobar el vehículo" y el resto continuó hacia el terreno donde se sospechaba se habían producido los disparos.

Estos cuatro guardias, tras verificar que no había nada extraño, regresaron al lugar donde habían observado el vehículo con las luces encendidas, y allí encontraron a los dos agentes alcanzados por arma de fuego, así como el coche oficial.

Ambos fueron trasladados rápidamente al centro de salud de Andorra, según el relato del instituto armado.

Mientras, otra patrulla en servicio, que acudió a apoyar a los seis agentes, inspeccionó la masía de José Luis Iranzo, donde fue localizado sin vida a consecuencia de disparos.

En las inmediaciones de la propiedad, hallaron también al padre del ganadero, a quien sacaron "de la zona ante el peligro de que el autor de los hechos estuviese en el lugar".

Tras llevar al padre de Iranzo al centro de salud de Andorra, regresaron a la masía para trasladar el cuerpo sin vida del ganadero hasta el ambulatorio de la localidad.

El instituto armado organizó "un amplio dispositivo" de reconocimiento y controles por vías de comunicación y caminos, de forma que sobre las dos de la madrugada de esa noche fue localizado el vehículo de Iranzo, con el que había huido Norbert Feher, fuera de la calzada, en la carretera que une las localidades de Mirambel y Cantavieja.

En el interior no hallaron a nadie y componentes de la Comandancia de Castellón, que estaban participando en el despliegue, localizaron y detuvieron al huido en las inmediaciones, prosigue el comunicado.

La Guardia Civil recuerda que tras el suceso del 5 de diciembre en el municipio turolense de Albalate del Arzobispo, en el que resultaron gravemente heridas dos personas por disparos de arma de fuego, se había establecido un dispositivo para localizar al autor.

Hasta el día 14, hubo multitud de rastreos y, ese mismo día, un reconocimiento por el término municipal de Andorra, en el que colaboró José Luis Iranzo, con el objetivo de continuar con las batidas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint