Ecoley

Un exsocio de Aneri afirma que el empresario "hace cualquier cosa por dinero"

Madrid, 9 jun (EFE).- Víctor Porta, exsocio de la empresa de José Luis Aneri, considerado el cabecilla de la supuesta estafa en cursos de formación de la Comunidad de Madrid, ha dicho que el empresario "hace cualquier cosa por dinero" y cree que pudo liderar solo esta trama no por "méritos propios" sino por "falta de control".

Porta, que está investigado en el conocido como caso Aneri, ha comparecido en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid para dar explicaciones sobre este tema después del empresario cordobés, que ha rehusado hablar al acogerse a su derecho a no declarar.

Su exsocio, apoderado entre 2007 y 2011 de la empresa Sinergia Empresarial, que impartía muchos de los cursos contratados, parecía que iba a seguir su ejemplo al principio.

"El cuerpo me pide hablar, además me gusta, pero es que mi letrado me ha aconsejado que no declare porque no es quizás el lugar", ha dicho.

Sin embargo, a medida que ha avanzado su comparecencia no ha tenido ningún reparo en contestar a las preguntas de los diputados regionales y en dar su opinión sobre Aneri, encarcelado en Soto del Real por su supuesta implicación en otra trama relacionada con presunto fraude en cursos a desempleados en la Comunidad.

"Aneri valora mucho más el dinero, hace cualquier cosa por dinero", ha dicho al compararlo con el expresidente de la Federación de Empresarios de Madrid Alfonso Tezanos, investigado también en el caso y que era socio de la empresa Sinergia al 25 %, al igual que el propio Porta.

El 50 % restante pertenecía a Aneri, del que Porta ha comentado que era "brillante para enredar a los comerciales", incluso en su forma de vestir, ya que "si iba a ver a uno de derechas, se ponía la bandera".

Preguntado sobre si una sola persona sola, en referencia a Aneri, ha podido organizar la supuesta estafa en cursos de formación, ha respondido que cree que sí, pero no por "méritos propios" sino por "negligencia y ausencia de control" por parte de la Comunidad de Madrid.

"En ese contexto por supuesto, Aneri o cualquiera lo podría haber hecho", ha dicho.

Al respecto, ha indicado que en los cursos presenciales "el control era sobrado", pero en los de teleformación "era muy escaso, por no decir que nulo".

"Pienso que no se miraban los expedientes, porque con que un solo técnico de todos los que había hubiese visto un solo curso, te llama la atención y empiezas a mirar todos los cursos", ha añadido.

En su caso, ha sostenido que está investigado "por haber sido socio de Sinergia y poco más", porque ha asegurado que ningún cliente suyo lo ha denunciado y que no usó su firma para firmar contratos de formación.

"No estoy en ninguna trama", ha manifestado.

"Para ser un cerebro se me habría notado por alguna lado, en lugar de tener el patrimonio que tengo, que no me quejo, tendría el de otras personas", ha apuntado.

El denominado caso Aneri investiga el supuesto fraude en la gestión de las subvenciones públicas para cursos de formación de la Comunidad de Madrid al menos durante los años 2010 y 2011.

El Gobierno madrileño llegó a personarse en las investigaciones del Juzgado de instrucción número 9 de Madrid tras reclamar la devolución de un total de 4,4 millones por posible fraude en la gestión de cursos relacionados con 35 asociaciones empresariales y profesionales.

El principal investigado, Aneri, propietario de la empresa que impartía muchos de los cursos contratados, fue detenido en abril de 2014 e ingresó en prisión el 1 de marzo por orden del Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid, en funciones de guardia.

Se le imputaron los delitos de fraude de subvenciones, falsedad y estafa.

Cuatro días después, el 5 de marzo, el juez ratificó su prisión provisional comunicada y sin fianza. Aneri quedó en libertad el 11 de mayo, pero ha vuelto recientemente a prisión por otra supuesta estafa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin