Ecoley

Contratan consultora para evaluar respuesta en tiroteo en aeropuerto Florida

Miami, 9 feb (EFEUSA).- Un mes después del ataque perpetrado en el aeropuerto de Fort Lauderdale (Florida), en el que murieron cinco personas, las autoridades negocian con una firma consultora un estudio sobre el modo en que se manejó la crisis, informó hoy un medio local.

Las autoridades aeroportuarias del condado de Broward, al norte de Miami, planean la contratación de la firma Ross & Barruzini, con sede en St. Louis, una compañía experta en control del tráfico aéreo, comunicaciones y situaciones de emergencia en aeropuertos, recogió el diario Sun Sentinel.

"El aeropuerto quiere un informe completo que detalle la preparación para el suceso, la respuesta a esta crisis y la recuperación posterior", dijo Connie Mangan, un funcionario del condado, en una reunión celebrada en el Centro Gubernamental del citado condado.

El tiroteo se produjo el pasado 6 de enero, cuando el exmilitar de origen puertorriqueño Esteban Santiago, de 26 años, abrió fuego con una pistola contra la gente que esperaba sus maletas en una sala del aeropuerto de Fort Lauderdale, según vídeos de las cámaras de seguridad.

El arma y su munición estaban dentro de una maleta que Santiago facturó en el aeropuerto de Anchorage (Alaska) y recogió al llegar al aeropuerto del sur de Florida.

Como representante de la firma consultora, estuvo presente en la reunión Jacqueline Yaft, exdirectora ejecutiva adjunta para operaciones y gestión de emergencias de Los Angeles World Airports, y Mark Crosby, exdirector de seguridad pública del Aeropuerto Internacional de Portland, agregó el rotativo.

El informe, según Yaft, tiene como objetivo comparar de qué manera fue manejado el incidente en el aeropuerto y la forma en que se llevó a cabo la evacuación de los pasajeros y el personal, así como establecer una serie de recomendaciones.

Santiago, preso en un centro de detenciones federal de Miami, se declaró la semana pasada no culpable de 22 cargos relacionados con el ataque del que está acusado, cargos por los que podría ser condenado a muerte o cadena perpetua de ser encontrado culpable.

El acusado confesó al FBI que había planeado llevar a cabo el tiroteo en el sur de Florida, pero no queda claro por qué eligió volar a Fort Lauderdale.

Ninguno de los cargos está relacionado con terrorismo, pues la Fiscalía no encontró evidencia de que el ataque estuviera relacionado con el Estado Islámico (EI), pese a que el acusado en sus primeras versiones dijo haber estado inspirado por ese grupo terrorista.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin