Ecoley

Olivas sigue investigado por el caso Bankia y otro de operaciones de Bancaja

Valencia, 13 ene (EFE).- La condena impuesta por un juzgado valenciano al expresidente de la Generalitat y de Bancaja José Luis Olivas por falsedad y delito contra la Hacienda Pública cierra una de las causas judiciales abiertas a este político, encausado aún en el caso Bankia y las operaciones de Bancaja en el Caribe mexicano.

Olivas ha sido condenado a año y medio de prisión y a una multa de 151.800 euros por una factura falsa para justificar un ingreso de 500.000 euros de unos servicios de asesoramiento a la empresa de Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresidente de Les Corts y ex director general de la Policía, unos servicios que nunca dio.

Pese a lo abultado del importe, este juicio parece el de menor calado si se tienen en cuenta las causas pendientes que tiene abiertas en la Audiencia Nacional: la declarada por el juez Fernando Andreu como causa compleja, el caso Bankia, y la investigación sobre la concesión de préstamos de Bancaja para el proyecto "Grand Coral".

Con grandes implicaciones, el caso Bankia, que investiga supuestas irregularidades en su salida a bolsa, continúa su proceso judicial con treinta encausados, uno de ellos José Luis Olivas como exvicepresidente de la entidad.

Por una operación en el Caribe mexicano durante su etapa en Bancaja, Olivas fue detenido en junio de 2015 junto a otros cuatro exdirectivos de la extinta caja de ahorros valenciana y, tras pasar tres días arrestados, el juez dejó en libertad a Olivas y a Domingo Parra, ex consejero delegado.

En esta causa se investiga si en las operaciones de concesión de préstamos para el proyecto "Grand Coral" se cometieron delitos de estafa, apropiación indebida, blanqueo de capitales y administración desleal.

En su defensa, Olivas dijo un mes después de su detención a la Agencia EFE que los préstamos concedidos al Grupo Gran Coral se aprobaron por unanimidad por el Consejo de administración del banco y que las garantías aportadas "cubrían los importes concedidos".

Olivas (Motilla del Palancar, Cuenca, 1952) fue concejal del PP en el primer equipo de gobierno de Rita Barberá, y conseller y vicepresidente de la Generalitat con Eduardo Zaplana como president, a quien sucedió en 2002 cuando este fue designado ministro de Trabajo y Asuntos Sociales por José María Aznar.

Ostentó el cargo como jefe del Consell hasta un año más tarde, mientras en 2004 fue nombrado presidente de Bancaja. La integración de la valenciana en Bankia lo elevó como vicepresidente de esta entidad, solo por debajo de Rodrigo Rato, aunque en 2011 presentó su dimisión, pocos días después de la intervención del Banco de Valencia por parte del Banco de España.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin