Ecoley

El CGPJ archiva denuncia a jueza por su trato a víctima de violencia machista

Madrid, 13 jun (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha archivado las diligencias informativas incoadas en marzo tras la denuncia de la Asociación Clara Campoamor contra la jueza de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria, María del Carmen Molina Mansilla, por el trato dado a una víctima.

La queja se refería a la actuación de la magistrada durante la toma de declaración a una mujer que días antes había denunciado a su expareja por maltrato habitual, incluyendo dos agresiones sexuales, a la que preguntó "si había cerrado bien las piernas", informa el CGPJ.

El acuerdo de archivo ha sido adoptado hoy por el Promotor de la Acción Disciplinaria del CGPJ, que entiende que hay que valorar dichas expresiones en el contexto de la necesidad de concretar los hechos y que "si aparecen descontextualizadas pueden considerarse en su caso poco afortunadas", pero no suponen "reproche disciplinario por desconsideración".

El Promotor ha examinado la grabación de la declaración, de casi 45 minutos, y ha recabado informes de la jueza, de la letrada de la Administración de Justicia y de la Fiscalía.

Señala que las agresiones sexuales habrían ocurrido entre 2011 y 2012 sin que fueran denunciadas en su día y sin que existan partes médicos de la víctima, por lo que la declaración de ésta se constituía en esencial para concretar los hechos.

Explica que la utilización de determinadas expresiones además de que deben enmarcarse en el contexto en que se pronunciaron "se han de valorar en el ámbito de su necesidad, en este caso concretar el empleo de la fuerza física y la oposición o resistencia de la víctima frente a la agresión ante la inexistencia de otros datos o elementos que llevaran a clarificar los hechos".

El Promotor dice también que ninguno de los letrados ni el fiscal hicieron constar cuestión alguna durante el interrogatorio sobre las expresiones controvertidas.

Sobre el retraso en la toma de declaración, fijada para las once de la mañana y que comenzó a las tres de la tarde, concluye que no puede imputarse a la jueza ya que ese día había otros señalamientos y asuntos fuera de la agenda prevista y además el Juzgado tiene una problemática estructural con el turno de letrado de refuerzo y ha experimentado un aumento en el número de asuntos que ingresan.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin