Ecoley

Defensa de Pablo Ibar ve positiva decisión Supremo contra pena muerte Florida

Miami, 18 ene (EFE).- La defensa del preso español Pablo Ibar, condenado a muerte en EEUU, ve una luz de esperanza para evitar su ejecución después de que el Tribunal Supremo estadounidense haya declarado inconstitucional el sistema de pena de muerte que rige en Florida.

La Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar y el abogado defensor del preso español, Benjamin Waxman, consideraron hoy "positiva" la decisión que tomó la pasada semana el Tribunal Supremo al declarar inconstitucional el sistema de pena de muerte del estado.

Pablo Ibar, condenado a la pena máxima en Estados Unidos en el año 2000, se encuentra en el penal de Raiford, en Starke, en el norte de Florida, en el sureste de EEUU, a la espera de que el Tribunal Supremo del estado se pronuncie "muy pronto" sobre su caso.

No obstante, y "siendo una cosa positiva" la declaración del Supremo de EEUU, la defensa del recluso va a "esperar al dictamen del Supremo de Florida" y "a partir de ahí, veremos qué hacemos".

"Ahora no queremos que nada interfiera" con el recurso ante esta instancia, dijo a Efe Andrés Krakenberger, portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar.

Ibar, precisó, se puede acoger a la doctrina que dimana de la decisión judicial, que descalifica el sistema de pena de muerte en Florida porque otorga excesivo poder a los jueces en detrimento del jurado, pero subrayó: "Lo que queremos es la anulación de la condena y repetición de juicio para conseguir la absolución".

"El cúmulo de pruebas exculpatorias aportadas por la defensa claman al cielo", resaltó Krakenberger, quien mostró su convencimiento de que, por ello, el Tribunal Supremo de Florida debería anular el veredicto y ordenar la celebración de un nuevo juicio contra Ibar.

En cuanto a la declaración de inconstitucionalidad dictada por el Supremo de EEUU, explicó que esta obviamente "serviría para eliminar de forma automática la pena de muerte de Ibar, pero no afectaría al fallo de culpabilidad", por lo que el español, que lleva casi 22 años preso, sería quizá condenado a "cadena perpetua", apuntó.

Ibar, de 44 años, fue condenado a muerte por el triple asesinato en 1994 de dos modelos y el dueño de un club de alterne.

Han transcurrido casi dos años desde que Waxman recurriese ante el Supremo de Florida, integrado por siete jueces.

En la vista celebrada en 2014 ante el Supremo de Florida, Waxman insistió en que Ibar tuvo un juicio defectuoso y que hay "piezas vitales" de prueba que el "jurado necesita ver y evaluar".

El letrado siempre ha resaltado la poca fiabilidad de la pieza determinante: un vídeo "sin sonido, borroso, granulado" grabado por la cámaras de seguridad de la casa del dueño del club de alterne y el testimonio, en ese sentido, de un experto facial que lo tacha de nada fiable.

Esta semana, con 8 votos a favor y 1 en contra, el más alto tribunal de EEUU dictó que el "procedimiento de sentencia" de Florida es "defectuoso", ya que los miembros del jurado "sólo desempeñan un papel consultivo en la recomendación de la pena de muerte", mientras que el juez puede adoptar una decisión diferente.

El Tribunal Supremo se posiciona, con esta decisión, en contra de la pena de muerte de Timothy Lee Hurst, condenado en el año 2000 a la pena capital por el asesinato de la gerente del restaurante donde trabajaba en Pensacola, en Florida.

Florida es uno de los tres estados de EEUU, junto con Alabama y Delaware, que no requieren un veredicto unánime del jurado para condenar a un reo a muerte.

En el mandato del actual gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, se han realizado 23 ejecuciones de presos condenados a muerte, la cifra más alta registrada nunca en el estado.

Le sigue el exgobernador (1999-2007) y actual aspirante a la Casa Blanca Jeb Bush, con 21 reos que recibieron la inyección letal.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin