Ecoley

Los imputados en el caso Bankia tratan ahora de desarmar el informe pericial

Madrid, 17 ene (EFE).- Finalizada la intervención de los dos expertos designados por el Banco de España, que se han mantenido firmes en su convicción de que las cuentas de Bankia no reflejaron su imagen fiel, es ahora el turno de que las defensas aporten opiniones de otros expertos que puedan desarmar esa tesis.

A lo largo de toda la semana, los peritos Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras han dado cuenta ante decenas de abogados de las conclusiones que hicieron llegar al instructor del "caso Bankia" en la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, el pasado 4 de diciembre.

En su informe cuestionaban no solo las cuentas con las que el grupo salió a bolsa en julio de 2011, sino también las que formuló Rodrigo Rato durante todo su mandato y las que reformuló después su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri.

Durante casi veinte horas repartidas en cuatro días, los técnicos han tratado de hacer ver cómo los problemas de Bankia venían desde mucho antes de su constitución, llegando a afirmar como una de sus entidades integrantes, el Banco de Valencia, era "lo peor" con lo que se habían topado en su carrera profesional.

Comienza ahora una fase en la que, según fuentes jurídicas consultadas por Efe, algunos imputados barajan pedir al juez que escuche la versión de los inspectores del Banco de España que realmente supervisaron al grupo y a las cajas que lo conformaron.

Pero no solo eso, sino que las partes tratarán de combatir las afirmaciones introduciendo a su vez las opiniones de otros expertos, empezando por la propia Bankia, que ha encargado una contrapericial a Mansolivar, del inspector del banco de España Rubén Manso y el catedrático de Economía Financiera Leandro Cañibano y que presentará en breve en el Juzgado, han explicado a Efe fuentes jurídicas.

A ella se adherirán los letrados de otros imputados, pero algunos aportarán las que realicen otros especialistas y un grupo optará por presentar alegaciones para exponer sus propios argumentos.

Y es que, para algunas de las fuentes consultadas, el informe de los peritos peca de "dogmático" en algunos puntos, como en el de las retribuciones, ya que reconocieron que pudieron haberse equivocado al hablar del cobro indebido de dietas o que no habían cotejado con Hacienda que las tarjetas opacas no habían sido declaradas.

Sin embargo, para otras, los técnicos han resultado más que convincentes y sus afirmaciones han salido reforzadas en los interrogatorios pese a esas matizaciones que, subrayan, "entran dentro de la normalidad" y, en todo caso, se trata de cantidades cualitativamente insignificantes para el conjunto de la causa.

Más allá de la prueba documental, el juez tiene sobre la mesa decidir cuestiones de calado que el informe pericial judicial despertó.

Así, como él mismo señaló en una providencia, aguardaba la ratificación de los peritos antes de decidir si imputaba a Gorigolzarri y a su actual equipo -pese a que fue el anterior el que reformuló las cuentas- y a la firma Deloitte y el socio que las avaló, Francisco Celma.

En este último es donde alguna de las fuentes consultadas ponen su foco, pues una negativa a imputarle supondría poner en tela de juicio el informe de los peritos, que subrayaba que el auditor debería haber detectado los errores contables desde un principio.

También la de ampliar el número de imputados por las tarjetas opacas, que el juez investiga en una de las piezas separadas del "caso Bankia" y por la que ya impuso fianzas millonarias a Rodrigo Rato y a su antecesor en Caja Madrid, Miguel Blesa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin