Ecoley

Dimite el director general de los Registros y el Notariado

Ha presentado su dimisión al ministro de Justicia, Rafael Catalá, el director general de los Registros y del Notariado (DGRN), Joaquín Rodríguez. Catalá ha aceptado el cese, que es extensivo al subdirector, Javier Vallejo, y a los registradores que estaban en comisión de servicios como letrados de la DGRN.

La dimisión de Rodríguez es consecuencia de los cambios introducidos por el ministro Catalá en el anteproyecto de Ley de Registro Civil, que han supuesto el inicio de negociaciones con el Colegio de Registradores para elaborar una nueva plataforma informática, la eliminación de la Corporación Pública y del anteproyecto de Demarcación. Rodríguez no asistió ya a la primera reunión de la Comisión mixta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Ronin
A Favor
En Contra

Supongo que no tiene nada que ver con esta dimisión el que la prensa recoja que ha sido denunciado ante la Fiscalía y la Oficina de Conflicto de Intereses, pues:

- Parece que mientras era Director General su plaza de Registrador Mercantil no salió a concurso, sino que se asignó por sustitución a alguien, aunque continuó facturando como Comunidad de Bienes, cuando la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado, que considera como tales a los directores generales, prohíbe compatibilizar tal actividad con el desempeño, por sí, o mediante sustitución, de cualquier otra; así como percibir, directa o indirectamente, cualquier remuneración pública o privada.

- Siendo y continuando por sustitución como Registrador Mercantil, un cierto conflicto de intereses habría cuando, frente a la oposición de jueces y secretarios judiciales, ha logrado la asignación del Registro Civil al Registro Mercantil; haciéndose eco también los medios del no tan claro procedimiento de adjudicación millonaria del programa informático.

En cualquier caso, como dijo su Ministro y superior, Gallardón, cuando dimitió, dicha Ley 5/2006 prohíbe ejercer durante 2 años actividades relacionadas directamente con las competencias del cargo desempeñado ¿Se cumplirá? ¿Hará algo la Oficina de Conflicto de Intereses?

Apuesto a que en vez de eso se deja proponer para la Cruz de San Raymundo de Peñafort, máxima distinción jurídica... si es que no la tiene ya.

Puntuación 17
#1
marib
A Favor
En Contra

demagogia barata es lo que dices.

La realidad es que es una pena que gente que vale su peso en oro tenga que dejar su cargo y tirar a la basura 3 años de trabajo por la incompetencia de otros.

Puntuación 1
#2