Ecoley

La Justicia argentina cita a declarar a altos cargos del Gobierno por corrupción

Buenos Aires, 12 feb (EFE).- La Justicia argentina llamó hoy a declarar al ex jefe de Gabinete de Ministros Juan Manuel Abal Medina y al actual portavoz presidencial del Gobierno argentino, Alfredo Scoccimarro, por una presunta malversación de fondos públicos, informaron fuentes judiciales.

Abal Medina y Scoccimarro deberán acudir a finales de mes a prestar declaración ante el magistrado Claudio Bonadio después de que encontrase un "grado de sospecha suficiente" sobre el presunto uso de caudales públicos en la emisión de un anuncio en el descanso de un partido de fútbol en 2012 para atacar a la oposición, señaló el Centro de Información Judicial.

Los hechos por los que han sido citados tuvieron lugar en el marco de una disputa por el traspaso de la concesión del metro de Buenos Aires desde el Gobierno nacional al de la ciudad, encabezado por el actual alcalde, Mauricio Macri, del opositor Propuesta Republicana (Pro).

Legisladores del Pro denunciaron entonces que, en el descanso del un encuentro entre los equipos de River Plate y Estudiantes de la Plata se emitió una publicidad, auspiciada por la Presidencia de la Nación, en la que se criticaba la gestión del metro de la capital argentina.

La denuncia fue interpuesta por un presunto delito de malversación de caudales públicos, al considerar que "el Poder Ejecutivo Nacional utilizó fondos públicos, que debieron ser utilizados para otros fines comunes a la ciudadanía y evidentemente asignados presupuestariamente a otros conceptos (...)".

Tras la investigación judicial, que concluyó a finales de 2013, el magistrado Bonadio determinó llamar a declarar a Abal Medina y Scoccimarro, que deberán presentarse en los juzgados los días 27 y 26 de este mes, respectivamente.

El juez ha citado también a Gustavo Fernández Russo, titular de la subsecretaría de Comunicación de Contenidos de Difusión, y al integrante de la organización juvenil kirchnerista "La Cámpora" Rodrigo Rodríguez.

Abal Medina y Scoccimarro no son los primeros cargos del Gobierno argentino en pisar los tribunales este mes, ya que el día 7 también lo hizo el vicepresidente, Amado Boudou, quien se presentó voluntariamente ante la Justicia para defender su inocencia en un caso de presunta corrupción cuando fue ministro de Economía.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin