Ecoley

Contratarán guardias de seguridad tras ataque a un árbitro hispano en Utah

Denver (CO), 3 may (EFE).- Una liga de fútbol amateur de Utah contratará a guardias de seguridad para prevenir ataques como el que ocurrió el fin de semana pasado, cuando un jugador golpeó a un árbitro, dejándolo en coma, indicó hoy Mario Vázquez, presidente de la competición.

En declaraciones a los medios locales, Vázquez dijo que aún estaba "en shock" por el ataque contra el árbitro Ricardo Portillo, de 46 años, ocurrido el pasado 27 de abril durante un encuentro disputado en la localidad de Murray correspondiente a la Liga Continental de Fútbol, que organiza partidos para jugadores de 4 a 17 años.

En el encuentro, un jugador de 17 años le dio un puñetazo a Portillo tras recibir una tarjeta amarilla. Portillo continuó dirigiendo por unos minutos, pero poco después dijo que se sentía mareado y comenzó a vomitar sangre. Fue entonces trasladado a un hospital, donde ahora se encuentra en coma.

Vázquez dijo que la liga continuará este fin de semana con los encuentros programados, pero indicó que se contratará a policías que no estén en servicio para vigilen los encuentros.

Según Vázquez, desde que la liga se formó en 2009 el ataque a Portillo es el primer incidente violento de esa magnitud.

El parte policial indica que el joven, cuya identidad no se reveló, fue arrestado por las autoridades y enfrenta cargos de asalto físico agravado. Esos cargos podrían cambiarse a asesinato si Portillo fallece.

Este jueves, en rueda de prensa, Johana Portillo, hija del árbitro, dijo que su padre probablemente no sobrevivirá y afirmó que éste había sido el tercer ataque violento contra su padre, quien anteriormente habría sufrido quebradura de costillas y de una pierna.

Vázquez, por su parte, puntualizó que esos incidentes no ocurrieron durante los partidos de la Liga Continental de Fútbol y reiteró que desde que dirige esta competición no se había dado ningún caso como éste.

El informe de la policía revela que el árbitro se mantuvo consciente el tiempo suficiente como para identificar a su agresor, quien se dio a la fuga antes de la llegada de las autoridades.

Sin embargo, James Yapias, el entrenador del equipo para quien juega el muchacho, proveyó el nombre y la información de contacto del joven.

Según el informe, Yapias negoció con el padre del joven para que el jugador se entregase a las autoridades.

Portillo se mantiene en condición crítica con severa inflamación de su cerebro, según el reporte médico más reciente, y su recuperación dependerá de cómo responda a los tratamientos durante los próximos dos días.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin