Ecoley

Recluso paraguayo que mantuvo ayuno durante 55 días recibe el alta médica

Asunción, 25 mar (EFE).- Un recluso paraguayo procesado por la matanza de Curuguaty, que devino en junio pasado en la destitución del entonces presidente Fernando Lugo, recibió hoy el alta médica luego de ser tratado debido a los 55 días de ayuno que mantuvo para exigir su libertad.

Se trata de Rubén Villalba, de 47 años, que recibió el alta del hospital regional del municipio Luque, vecino a Asunción, donde fue ingresado el miércoles último, tras poner fin a 55 días de ayuno y reafirmar su inocencia, informó a Efe una fuente de la Policía.

El recluso fue trasladado de ese nosocomio a la cárcel de Tacumbú, en la capital y la mayor del país, para proseguir con su arresto preventivo, confirmó la fuente.

"Aparentemente el acta médica es correcta y si es correcta está bien el traslado (a Tacumbú), no obstante, conversaremos con nuestros asesores médicos para saber en qué estado se encuentra Villalba", dijo a Efe uno de los abogados del procesado, Guillermo Ferreiro.

Un total de 14 campesinos fueron imputados por la Fiscalía por los delitos de homicidio doloso, asociación criminal e invasión de inmueble por la matanza del 15 de junio de 2012 en Curuguaty (nordeste paraguayo).

Seis policías y once campesinos fallecieron ese día en un enfrentamiento armado durante una operación policial de desalojo de "sin tierras" de una hacienda de esa localidad cuya propiedad estaba en disputa entre un rico empresario y el Estado.

Esos hechos desembocaron una semana después en la destitución por supuesto mal desempeño de sus funciones del presidente Lugo, en un juicio político parlamentario.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin