Ecoley

La solución para cancelar deudas: 'Excancel' propone acabar con la falta de crédito

Gabino Brito, socio director de desarrollo de Excancel.

Una empresa española ha puesto en el mercado el primer sistema capaz de establecer un mecanismo de compensación de deuda para empresas y particulares. Su nombre es Excancel y su creador, Gabino Brito, ha explicado a elEconomista.es que arrancarán con 71 millones de euros en deuda y con alrededor de 9.000 empresas 'asociadas'. "Mañana arranca el sistema", ha asegurado.

El objetivo de Excancel es ayudar a que las empresas y particulares cobren y paguen sus compromisos sin tener que desembolsar ningún dinero, ya que su función no es realizar transacciones dinerarias sino tan solo procesar información.

¿Adiós a las deudas?

Para ello, se ha creado un sistema electrónico que es capaz de que las empresas puedan cancelar sus deudas, tanto a favor como en contra, sin necesidad de disponer de efectivo. No genera liquidez, pero permite que la empresa pueda acceder a mayor financiación al reducir su nivel de deuda.

"Hay una cadena de impagos que hunden a empresas con bajo nivel añadido", ha afirmado Brito, junto a su socio y director de Marketing, Octavio Suárez. De esta manera, "el circulante de la empresas correrá gracias a un sistema público que no tiene implicaciones fiscales", ha dicho.

Cómo funciona

La idea es que los usuarios paguen las deudas con lo que les deben a ellos y Excancel lo hace posible cruzando los billones de datos de transacciones entre usuarios para conseguir una cantidad mayor de cancelaciones. Excancel realiza esos cálculos una vez por semana y comunica después los resultados a las empresas, que para hacerlo efectivo deberán comunicar su conformidad y dar el visto bueno ambas partes.

Así, para que el sistema funcione, sólo se podrá realizar la operación con aquellas deudas que son reconocidas a la vez por deudor y acreedor, y en caso de que las cantidades entre empresas sean distintas, se utilizará la menor de las dos.

Además, el sistema permite a cada empresa decidir libremente las deudas que quiere insertar en el sistema y las que no. Excancel cobrará por este servicio de puesta en común y acuerdo de cancelación un porcentaje del 0,9 por ciento por aquella deuda que sea finalmente cancelada.

Ya son 9.000 empresas

Según han explicado a elEconomista el creador de la idea, Gabino Brito, el sistema empezará a funcionar con una puesta en común de 71 millones de euros en deuda, con en torno a 9.000 clientes en el circuito, entre empresas, usuarios y proveedores. Si bien, tal y como afirma Brito, "el sistema se retroalimentará viralmente".

Este método alternativo permitirá liberar el dinero estancado por una cadena de impagos y reactivar muchas empresas que quieren seguir funcionando pero no pueden porque las deudas impagadas asfixian sus sistemas contables, lo que a su vez impide que puedan pedir créditos.

Un sistema 'público'

El programa funciona siempre y cuando los cobros y deudas se manejen con la misma moneda, nunca mezclando divisas. "Sólo hace falta que las dos partes estén de acuerdo", dice Brito.

"Cualquiera puede incluirse", aunque reconoce que la mayor parte de su cartera de clientes son pymes. "Sobre todo medianas empresas", matiza Brito. Los particulares, aunque pueden registrarse, deberán esperar: "cuando incluyamos a bancos y tarjetas de crédito podremos ser más relevantes para las personas físicas", ha comentado.

¿Cómo surgió la idea?

"Me debían dinero". Gabino Brito ha explicado cómo surgió Excancel. Este empresario canario es economista especializado en concurso de acreedores y un cliente no podía pagarle porque a él tampoco le pagaban. Brito ha comentado que conocía a uno de los deudores de su cliente y entre los tres finalmente llegaron a un acuerdo... que acabó dando sus frutos: el sistema Excancel.

Ahora Brito quiere entrar en el mercado estadounidense, japonés y británico. Su página web va a ser accesible en japonés, alemán, italiano y francés. Y ya tiene una franquicia en Argentina y otra pendiente en Brasil. Excancel busca ser "un sistema de pago mundial en todas las economías posibles", ha afirmado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint