Laboral

Los jueces impiden que los convenios colectivos caduquen automáticamente

  • El Estatuto "no establece una disposición de carácter imperativo"
Foto: archivo

Las condiciones laborales de los trabajadores plasmadas en convenios colectivos anteriores a la reforma laboral operada el pasado 7 de julio de 2012 (Ley 3/2012) mantienen su vigencia, si las partes así lo han acordado, hasta que sea sustituido por uno nuevo, después del cumplimiento del límite de un año que la citada reforma dio a la llamada ultraactividad (prórroga automática del convenio hasta que se pacte uno nuevo).

A esta conclusión ha llegado la Audiencia Nacional, en una sentencia de 23 de julio (y publicada ayer) que zanja uno de los aspectos más polémicos de la reforma laboral: la vigencia de estos convenios, en tanto que la reforma estipuló que los convenios colectivos denunciados antes del 7 de julio de 2012 tendrían, salvo pacto en contrario, una vigencia de un año, ésto es, hasta el 8 de julio pasado. A partir de esta fecha, quedarían suspendidos.

Se trata de la primera vez que los jueces se pronuncian sobre la ultraactividad de los convenios colectivos, es decir, sobre si sus condiciones continúan en vigor o no una vez finalizado el periodo para el que fueron pactados y hasta la aprobación de uno nuevo.

Dice la sentencia que "es necesario dilucidar la voluntad del legislador expresada en el artículo 86.3 del Estatuto de los Trabajadores (ET), que, tras ser modificado por la Ley 3/2012) introduce este límite temporal para la ultraactividad de los convenios, salvo que incluyeran un pacto en contrario entre los representantes sindicales y la empresa. Y es que, hasta la entrada en vigor de la reforma laboral los convenios colectivos se prorrogaban automáticamente hasta que eran sustituidos por uno nuevo.

El problema

El problema reside, explica el fallo, en que el artículo 86.3 del ET, "no establece una disposición de carácter imperativo (...), sino que expresamente otorga primacía a la autonomía colectiva, lo que plantea dudas respecto de la validez de las cláusulas de ultraactividad contenidas en los convenios preexistentes, acuñadas cuando el régimen que operaba por defecto era distinto del ahora aplicable". Y añade que el precepto, "al mencionar el pacto en contrario impide que entre en juego la regla legal subsidiaria de ultraactividad limitada".

De ahí, que "la vigencia o no de las condiciones laborales debe dirimirse caso por caso y debe tener en cuenta lo que las partes expresaron en sus acuerdos anteriores".

La voluntad de ambas partes

La ponente, la magistrada San Martín Mazzucconi, sostiene que este periodo de un año no puede aplicarse sin más de forma inflexible, sino que hay que estudiar la voluntad de ambas partes a la hora de aplicar la vigencia de las condiciones del convenio más allá del periodo para el que fueron pactadas".

En el caso concreto la Audiencia aborda una demanda del Sepla (Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aérea) contra la aerolínea Air Nostrum en la que el Sepla solicitaba la permanencia del III convenio colectivo hasta la aprobación de uno nuevo que sustituyera al anterior, al entender que así se había pactado entre ambas partes, y que así se expresaba en el convenio.

Y concluye, a la luz de los hechos concretos, que entre el Sepla y Air Nostrum "se acordó específicamene mantener el convenio hasta que hubiera uno nuevo". Y es que, asegura la magistrada que "la posibilidad de limitar la ultraactividad a un año siempre ha estado disponible para las partes, y escogieron no establecerla, por lo que mal puede decirse que no era su voluntad desplazar el régimen de ultraactividad anual que el legislador ahora propone de modo subsidiario".

No obstante la sentencia de la Audiencia Nacional no es firme, y contra ella cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

Topo
A Favor
En Contra

Mas de lo mismo, en vez de pactos entre trabajadores y empresa para salvar lo que mas importa a los dos, su medio de vida. Volvemos a judicializar las relaciones laborales, impidiendo el ajuste entre partes que es lo unico que puede salvar las situaciones dificiles.

Este es un pais de abogados, el 75 del parlamento son abogados, nuestro presidente y vicepresidenta tambien y el 80% de los ministros.

Un pais de abogados es un pais muerto, cuando los esfuerzos de los ciudadanos tienen que sortear millones de reglas que solo conocen LOS ABOGADOS. Asi nos va

Puntuación -8
#1
jajaja...
A Favor
En Contra

No conozco un país más judicializado que los EE.UU. y son la primera potencia mundial y lo que realmente hace que un país peligre no son los ABOGADOS sino los ABOBADOS que no saben distinguir entre legalidad e inseguridad jurídica que es lo que realmente impera en este país.

Un país en el que la justicia no tiene equilibrio y está a favor del más fuerte es un país muerto.

Así nos va.

Puntuación 16
#2
lui
A Favor
En Contra

ES NECESARIO OTRA REFORMA LABORAL

Puntuación 4
#3
xavips
A Favor
En Contra

... gran parte de la culpa la tiene este colectivo !!, ignorantes.. que contraten ellos. Este pais no despierta y mira que hace tiempo que las cosas estan como para no dormirse. No se dan cuenta que el unico convenio que existe es EMPRESA-TRABAJADOR, y si no que contrate Pepín !!!, el emprendedor es emprendedor en España y en Filipinas, mas claro agua .. IGNORANTES !!!

Puntuación -6
#4
de cajon
A Favor
En Contra

Cuanto empresario burro hay en este pais que no se da cuenta que TRABAJADOR=CONSUMIDOR, y que si no hay consumo, no hay fabrica que produzca, ni aqui ni en filipinas

Puntuación 12
#5
Errantedivagante
A Favor
En Contra

Pues eso, lo dicho por nº 4 y "reiterado" por nº 5: ¡QUE CONTRATE PEPÍN!

Puntuación 0
#6
JUANJO
A Favor
En Contra

nº 4, está claro que tu eres empresario, por eso dice que el convenio tiene que ser entre empresa y trabajador, que listo eres tu, o sea tu pones el sueldo que quieres pagar y los empleados a tragar con todo lo que tu digas, si o si, si no se ponen de acuerdo los sindicatos y patronales, sin que a estos les cueste un duro, como pretendes decir, que la empresa va a llegar a un acuerdo con el trabajador, cuando ni respetais la opción de ir a la huelga, venga ya listo, tu lo que quieres es volver al pasado, al señorito de turno, que habia que lamerle las botas por darme trabajo por cuatro duros.

Pues eso nunca llegará, jamás habrá un convenio entre empresa y trabajadores, eso es imposible, porque la empresa siempre va a intentar pagar lo mínimo, si es con convenio y apenas pagais lo que dice el convenio, en cuanto a horas extras, etc, etc., ladrones y explotadorees es los que soys la mayoria de los empresarios.

Puntuación 1
#7