Indicadores Europa

Se cumplen 25 años de la caída del Muro de Berlín: así ha sido la evolución económica de Alemania

  • En Oriente su nombre oficial era "muro de protección antifascista"

Un "muro" de luz vuelve a dividir Berlín en dos este fin de semana. Miles de lámparas recorren el trazado de lo que fue en su día el Muro de Berlín a lo largo de 12 kilómetros (su extensión total era de 155 kilómetros). Las lámparas, hechas por globos de helio biodegradables, se soltarán al cielo mañana por la tarde para recordar que hace exactamente 25 años miles de alemanes se reunieron a lo largo del lado este del Muro y exigieron que los guardias de la frontera dejaran pasar al otro lado.

La noche del 9 de noviembre de 1989, todo el mundo contempló en directo cómo caía el Muro de Berlín y dos países que se habían mantenido separados durante casi 30 años (la República Federal Alemana y la República Democrática Alemana) eran finalmente unidos de nuevo.

En Occidente se le llamó "muro de la vergüenza" y en Oriente su nombre oficial era "muro de protección antifascista". Su caída fue uno de los acontecimientos más extraordinarios del siglo XX. No sólo fue un factor crucial en el fin de la Guerra Fría y la desaparición del comunismo en Europa, sino que también fue una demostración de lo que la protesta pacífica podría lograr plantando cara a un gobierno opresor.

De enfermo a locomotora

Un cuarto de siglo más tarde, ¿qué ha cambiado? En 1999, diez años después de la caída del muro, el semanario The Economist publicaba un reportaje sobre Alemania que tituló "El enfermo de Europa" donde resumía la década posterior a la reunificación como un periodo de postración donde el país se veía afectado por su rígido mercado laboral, una burocracia ineficiente y una baja competitividad.

Alemania se veía impotente y con una economía débil que de ninguna manera era capaz de hacer frente a la competencia de gigantes como China y de los países emergentes.

Unos años más tarde, en 2003, el entonces canciller Gerhard Schröder (SPD) presentó su "Agenda 2010" que imponía una batería de reformas que fueron claves para convertir al país en la economía más fuerte de Europa pero que supusieron un gran coste social. El periódico conservador Frankfurter Allgemeine definió los ajustes como "el mayor recorte de prestaciones sociales desde 1949" .

Gracias a sus sólidas finanzas, unas exportaciones crecientes y un bajo desempleo, Alemania dejó atrás sus complejos y se convirtió en los últimos años en la locomotora de Europa. Pero esa fortaleza tiene una cara oculta. Según el jefe de investigación del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, Hans Kundnani, la Agenda 2010 favoreció a los empresarios en detrimento de los trabajadores. "Para competir globalmente los empresarios estaban trasladando su producción a países con costos laborales más bajos.

Moderación salarial

Esto forzó a los sindicatos a aceptar una moderación salarial. De manera que los que no trabajaban vieron una caída de su nivel de vida por la reforma de la seguridad social y los que sí tenían trabajo no sintieron que se beneficiaban de este llamado 'segundo milagro' alemán.

A esto se sumó el empleo flexibilizado que contribuyó a bajar más el costo laboral germano", explica Kundnani en una entrevista para la BBC. El investigador agrega "Tuvimos un par de años bastante buenos, pero el crecimiento no ha sido tan fuerte. El estancamiento salarial produjo una caída del nivel de vida y de nuestro consumo doméstico".

Una posible recesión

La economía alemana sigue siendo la más sólida de Europa y una de las más importantes del mundo. Pero desde hace unos meses parece que algo empieza a fallar en su engranaje. El país comenzó 2014 con un fuerte crecimiento del 0,8 por ciento en el primer trimestre, pero registró una inesperada contracción de la economía entre abril y junio, cuando su Producto Interior Bruto bajó un 0,2 por ciento, y este otoño los datos económicos negativos no han parado de sucederse.

El sector exportador, considerado el pilar fundamental de la economía alemana, experimentó en agosto una caída del 5,8 por ciento, el mayor golpe sufrido en los últimos cinco años. El Fondo Monetario Internacional (FMI), los principales institutos económicos y finalmente el propio Gobierno de Merkel rebajaron drásticamente las previsiones de crecimiento para este año y el próximo (un 1,2 por ciento frente al 1,8 por ciento pronosticado hasta ahora para 2014 y un 1,3 por ciento para 2015, siete décimas por debajo del anterior cálculo del 2 por ciento).

Austeridad con inversiones

Pese a los datos negativos, Merkel mantiene su política de austeridad, aunque esta misma semana, el gobierno anunció un paquete de inversiones de 10 mil millones de euros para combatir la crisis. Unas inversiones prudentes pero que seguramente acallarán por un tiempo las peticiones que le llegan a la canciller desde todos los frentes para que inyecte dinero público.

El coste de la reunificación

Una de las grandes incógnitas en Alemania es cuánto dinero ha costado la reunificación. La respuesta a la pregunta es tan políticamente sensible que muchos economistas prefieren guardar silencio.

Aun así, en Alemania hay una serie de científicos que se han ocupado de este tema. Según un reportaje del periodista Axel Hansen para Die Zeit, se han evaluado los flujos de dinero en efectivo de miles de millones de euros y los datos se han recopilado en enormes hojas de cálculo Excel.

Ya sea a través de la compensación financiera entre Länder, del Pacto de Solidaridad, el Fondo para la Unidad Alemana o a través de las contribuciones a las pensiones y al desempleo: se trata de enormes cantidades de números, que se cruzaron y calcularon hasta conducir finalmente a un número: la "transferencia neta total".

Según el sociólogo Klaus Schroeder, de la Freie Universität de Berlín, el costo global de la reunificación de Alemania hasta el año 2014 es de unos 2 billones de euros, un número con doce ceros. Otros científicos llegan incluso a valores aún más altos. Quien incluye, por ejemplo, los intereses acumulados, obtiene una cifra alrededor de los 3 billones de euros.

Relacionados

comentarios15WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 14

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

El futuro muy oscuro
A Favor
En Contra

El problema será cuando medio mundo esté parado y el otro produciendo con bajo coste a quienes no pueden comprar nada ni a ese precio.

Y algunos piensan que ellos tienen trabajo porque lo valen y el día que les den la patada como a tantos se preguntarán que les ha pí sado. Y el día que los que dan la patada ya no vendan nada se preguntarán lo mismo.

Puntuación 14
#1
Sin solución
A Favor
En Contra

Con el tiempo los empleos van a ser sustituídos por robots, así que ésto es el comienzo de la destrucción de la mano de obra. ¡Cada vez habrá más problemas de desempleo, pobreza..!

Y cada vez más queriendo vivir de los pobres a por lo poco que les quede.

Puntuación 8
#2
el borrón
A Favor
En Contra

Hay muchos muros en el mundo. En los actuales se han hecho para que no se salten adentro, el de Berlín era para que no se saltaran hacia afuera. Hay DIFERENCIAS.

Puntuación 4
#3
Consecuencias
A Favor
En Contra

Ha sido un cúmulo de malas actuaciones, deslocalizar empresas para reducir costes y competir, al hacer ésto más paro para los que compran a Alemania y ésto se veía hace muchos años. En política se tiende a los extremos, es el resultado de la ganancia a corto plazo o mueres a corto, la productividad y la globalización.

Puntuación 9
#4
Muros para nada
A Favor
En Contra

Cuando bajen más las exportaciones e importaciones, porque es evidente que eso pasará, tendrán que construir un muro en el mundo para nada, porque la pobreza se extiende al destruir tanto empleo y esos no compran, luego los que exportan también se empobrecen. Luego el muro ya no se puede ni poner.

Puntuación 3
#5
elemental
A Favor
En Contra

Contienes la pobreza mientras vendes a los que todavía no son pobres. Haces pobres a todos con tus exigencias y destruyendo empleo, te empobreces tú Alemania. No volverás a ser lo que fuiste. Porque de los que dependías ya no te pueden comprar.

Puntuación -2
#6
Usuario validado en elEconomista.es
bremen
A Favor
En Contra

2008 España tenia 7 por ciento y Alemania mas del 9.

2015 España mas 24 por ciento y Alemania 6

Puntuación 13
#7
..joven, futurista y ni-ní­
A Favor
En Contra

¡No se preocupen tanto porque ya ha llegado "la sociedad del ocio"! Por fin nuestros jóvenes han comprendido que no es necesario trabar, ¡para qué! ¿acaso por 1,000 euros?

Puntuación -7
#8
emigrante
A Favor
En Contra

Pues no veo tanto la mejora para los alemanes...han pasado de ser un país con buenos salarios a ser un país tipo china, con salarios miserables. A la población lo que le interesa es tener un buen nivel de vida, eso es lo que es el progreso de un país. Alemania ha ido para atrás.

Puntuación 12
#9
Usuario validado en elEconomista.es
ronaldoo
A Favor
En Contra

España hoy pudo estar mejor que Alemania pero los políticos e intelectuales de la transición cometieron más errores que aciertos, el modelo autonómico es un fracaso que solo ha servido para crear clientelismo político y desbordar el gasto público, la socialdemocracia se ha degenerado en una sociedad parasitaria donde las personas piensan más en ser funcionarios que empresarios y la mayoría se desvive por recibir una ayuda o subvención del estado.

En la mayoría de las empresas la improductividad es abismal por el proteccionismo laboral excesivo que paradójicamente ha causado más paro porque ya nadie quiere contratar por la responsabilidad y la carga que supone para las empresas, lo cual ha derivado en trabajos precarios temporales y minijobs, la legislación fiscal penaliza el trabajo y se ha esparcido como la pólvora en todos los ámbitos tanto que ya solo falta que pongan un impuesto por respirar, resultando en una confiscación brutal en las capas con menos renta que claramente no ayudará a que salgan de la precariedad en que están ni mucho menos al consumo y la inversión.

Con la burbuja inmobiliaria vimos claramente que España solo se sostiene con endeudamiento ya sea público o privado, lo cual demuestra lo improductiva que es nuestra economía, cuando teníamos la Peseta se disimulaba porque se poseía el control de la máquina de hacer dinero pero ahora que la maquina se la llevaron vemos claramente que la economía Española quedo al desnudo mostrando lo que es en realidad, el milagro Español no fue más que un espejismo o una ilusión pasajera.

Los países prósperos se forjaron con trabajo y libertad, en España hace falta mucho de ambos si se quiere seguir teniendo un lugar en el primer mundo.

Puntuación 8
#10
susi
A Favor
En Contra

Al 10: Pero qué errores ni que ocho cuartos,

que nos han vendido, hombre!,

a ver si espabilamos, nos han vendido !

Puntuación 7
#11
Jose
A Favor
En Contra

Al número 12 .eres la clásica española que todos son derechos y nunca obligaciones. Al españolito medio no le gusta trabajar y tu eres un ejemplo.

Puntuación -3
#12
Usuario validado en elEconomista.es
carlosperez79
A Favor
En Contra

Este periodico es cada dia peor, no se que becario escribe aqui pero no tiene calidad. Merkel la ponen del otro lado, sin embargo ella era del Este, o sea de la comunista. Un poco de wiki antes de escribir por favor...

Puntuación 6
#13
paco
A Favor
En Contra

La periferia europea hemos y estamos pagando la re unificación alemana, todo lo demás es sólo tinta.

Puntuación 7
#14