Global

Irlanda, el segundo país del euro que necesita ser rescatado

Irlanda se ha convertido en el segundo país de la zona euro en necesitar la ayuda financiera de sus socios para evitar una suspensión de pagos segura.

Apenas seis meses después de Grecia, la pequeña isla atlántica, cuya economía representa apenas el 1,7% del PIB de la Eurozona, ha tenido que recurrir a la ayuda internacional, asfixiada por la presión del mercado.

A diferencia del caso griego, que sorprendió a los socios europeos sin herramientas adecuadas para hacer frente a la crisis, los gobiernos de la UE han podido dar una respuesta rápida a la petición de auxilio.

De hecho, hacía semanas que desde Bruselas y Fráncfort se insistía al Gobierno de Dublín en que hiciera uso cuanto antes del mecanismo europeo de asistencia creado a raíz de la crisis griega.

El peligro del retraso

Un retraso en la solicitud de la ayuda sólo podía traer mayores costes de financiación y el riesgo de una desestabilización de toda la zona, al contagiarse las órdenes de venta a la deuda pública de otros países, como Portugal o España.

Aunque no se conoce el montante exacto del rescate ni las estrictas condiciones que llevará aparejado, parece seguro que requerirá decenas de millones de euros.

La ayuda será de un monto "inferior a los 100.000 millones de euros" (unos 137.000 millones de dólares), según declaraciones del presidente del Consejo Ecofin de la UE, el belga Didier Reynders, a la agencia Belga.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud