Pymes y Emprendedores

"El ego de los hombres es el principal problema para demostrar que valemos"

Rosa Vañó, directora general de Castillo de Canena Olive Juice. Foto: Archivo

Rosa Vañó Cañadas, 45 años, casada y con tres hijos; Llicenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, se siente realmente feliz y satisfecha. La Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe) la ha elegido "empresaria del año 2008". Lamenta que, tras tanta lucha, "al final lo que hay dentro de la nevera siga siendo responsabilidad de la mujer".

Tras desempeñar, con éxito, diversos cargos de relevancia en multinacionales americanas, los últimos nueve años en Coca-Cola, en 2003 funda Castillo de Canena Olive Juice, una de las marcas andaluzas que más rápido se ha consolidado entre los aceites de alta gama.

¿Cuándo y por qué decide dejar de trabajar para otros?

Cuando cumplí cuarenta años. Hice un replanteamiento total de mi vida, fue un despertar, darme cuenta de que la vida tiene fecha de caducidad y que tenía que decidir qué hacer el resto de mi vida. Mi trabajo en Coca-Cola me demostró que tenía la formación adecuada para emprender un proyecto personal que se basara en la creación de productos y marcas.

Me di cuenta de que si he podido hacerlo para terceras personas lo puedo hacer para mí. Y nos pusimos en marcha en nuestra compañía familiar de aceite para pasar de vender graneles a marcas, con valor. Tenía la formación para hacerlo. Hemos posicionado nuestra joven marca como referente de innovación y calidad dentro del mercado de aceites de alta gama, y hemos dotado de prestigio y valor añadido a nuestros graneles, un aceite que no comercializo bajo mi marca, consiguiendo vender nuestros productos a precios superiores al mercado.

Con innovación y arte, ¿no?

En 2006 lanzamos el concepto de Primer día de cosecha en un envase diseñado por Sara Navarro en color cereza que fue una revolución siguiendo nuestra estrategia de innovación. El año pasado la etiqueta la diseñó el maestro Enrique Ponce, como olivarero y embajador de Jaén en el mundo, y este año hemos contado con el talento del diseñador de joyas Joaquín Berao.

Tres años más tarde Primer día de cosecha tiene una tirada mundial de 25.000 botellas, prácticamente vendidas con antelación y enviada por avión a países tan distantes con Canadá o Japón. En 2008 ganamos el galardón de la Cofradia Gastronomía Cuchara de palo, la más antigua de España.

¿De verdad ahora lograr conciliar más la vida familiar y laboral?

Concilio más que antes. Ser empresario no quiere decir que trabajes menos, es que trabajas de otra forma. Las presiones son distintas a las de una multinacional, porque ésta genera unos problemas políticos y de estatus que te quitan muchísimo tiempo. Esos problemas, que son demostrar constantemente que vales, no los tengo en mi empresa.

Antes y ahora, el problema de una mujer trabajadora es la sensación de que nunca terminas de hacer nada bien, que podrías dar más como madre, como profesional o mujer. Pero no se trata de hacerlo mejor sino bien, eso es lo importante. Si me preguntas cómo soy, ahora soy mucho más feliz que hace cinco años. Tengo más calidad de vida con mis hijos, con mi familia y duermo divinamente por las noches porque sé que los esfuerzos que hago por salir adelante los hago con honestidad, lealtad y tranquilidad.

Como antes, pero para mí. Yo no vivía así antes, ahora todo es más positivo. Es verdad que viajo, que a veces siento que no doy todo lo que debiera dar, pero es que antes daba muchísimo menos.

¿Igualdad?

Tras el premio de Fedepe tengo cada vez más claro que es un problema de educación. La mayoría de nuestras madres no ha trabajado y lo que decía el padre iba a misa. No ha sido el caso de mi familia, mi madre es economista y mi padre también, siempre me han incentivado. Pero el ego de los hombres es el principal problema para demostrar que valemos.

Las mujeres en los equipos son muchísimo más constantes, anteponen el resultado al ego, son más fáciles de llevar que el hombre, son mucho más sacrificadas y tienen mas espíritu de equipo... Hoy por hoy no se acepta tanto a la mujer en los consejos de administración, el Gobierno, los políticos puede que consigan la paridad, pero normalmente hay prejuicios hacia la mujer, muchos, que sobrevuelan la mente de los que toman las decisiones.

Si hay una clave para conseguir la igualdad de la mujer es la flexibilidad, organizar mejor el tiempo, no hace falta quedarse hasta las diez de la noche para hacerlo bien. En absoluto. Estoy convencida.

¿Qué ha significado el premio de Fedepe? ¿Cambia algo su vida?

Ha sido como un termómetro, una reválida de que lo que hemos hecho ha servido. De que todo esto es real, el premio es además una labor de equipo, de mi familia, de mi hermano, que dejó el Banco Santander para trabajar en él. Te sientes más responsable.

La crisis afecta a todos, buenos, malos, emprendedores...

Es un momento de reflexión, de no tirar la toalla, de plantearse cómo mantener el negocio latente hasta que todo pase y poder seguir adelante. Es una oportunidad para una minoría, pero la crisis es para la mayoría. Ojalá no se pierda todo ese talento.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum11

jesus
A Favor
En Contra

Y esta señora entonces considera que no tiene problemas el liderazgo de la mujer????

Porque yo tengo algunos, eso de que no antepone su ego, está por demostrar

Puntuación 1
#1
PSUCARRATS
A Favor
En Contra

Enhorabuena.Harian falta en nuetro pais muchas mujeres tan capacitadas y eficientes como vd.

Puntuación -1
#2
leire pajote
A Favor
En Contra

"Si hay una clave para conseguir la igualdad de la mujer es la flexibilidad, organizar mejor el tiempo, no hace falta quedarse hasta las diez de la noche para hacerlo bien. En absoluto. Estoy convencida."

Otra que quiere igualdad pero con condiciones, no quedarse hasta las 10 de la noche. A fregar a tu casa y a las 6 de la tarde terminas y ves los programas de cotilleo si no quieres currar tanto en la empresa.

Puntuación 0
#3
silvia
A Favor
En Contra

Me alegro profundamente por tu éxito profesional. Pero todas no hemos tenido la misma suerte, en la vida te propones unos objetivos y la realidad es muy diferente. Te puedo asegurar que he luchado como la primera,pero estoy donde estoy, por qué será?. Las oportunidades no son para todos por un igual y ahí radica la diferencia.

Puntuación -2
#4
AS
A Favor
En Contra

Una mujer tiene que ser excelente y tener suerte para llegar a algo; al hombre le basta con ser medianamente bueno.

Puntuación -6
#5
mandame cinco ...
A Favor
En Contra

qué suerte ... me pido cinco de esas mujeres tan fantásticas que son todas, que te mando yo unas cuantas que debe ser que no son mujeres ...

por favor, basta ya de tonterías !!! que tontos y listos hay en todos sitios !!!

Puntuación 5
#6
mejor cuatro
A Favor
En Contra

mejor dicho, mandame cuatro, que por suerte en casa ya tengo yo a mi mujer que no dice tantas tonterías y os da mil vueltas a las que vais de geniales.

Puntuación 0
#7
edu
A Favor
En Contra

Vaya pq no se hace defensora de los derechos de las mujeres , todo ese rollo de la discriminacion positiva me parece bien pero con ese tipo de comentarios no hace mas que desprestigiar el noble , duro y arduo trabajo de los hombres ya sea en el ambito laboral o familiar . No me gustan los machistas ni tampoco las feministas como esta tipeja que , con este tipo de ideas no hace mas que alimentar lo que mas critica de los hombres , su propia ego .

Puntuación 7
#8
Manu
A Favor
En Contra

Por mucho que me esfuerce, no veo nada de ofensivo para los hombres en estas declaraciones. Unicamente la opinión de una persona que ha padecido en carne propia los inconvenientes de ser mujer trabajadora y ama de casa y aún así ha salido adelante con éxito, lo que quiere decir que hombre o mujer que lucha por conseguir lo que quiere y cree en sus posibilidades, consigue vencer sus propios complejos, que abundan en muchos comentarios por aquí. Enhorabuena y mucha suerte!

Puntuación 1
#9
no quiero
A Favor
En Contra

a mi me da lo mismo si vales o no, pero deja de poner por delante la ineficacia del otro para demostrar tú eficiencia y sobre todo deja en paz a las madres "aquellas que dices no trabajarón" porque en aquellos tiempos sacar adelante una familia deberia considerarse premio nacional al trabajo haber si te ilustras un poco listilla.

Puntuación 0
#10
miguel97
A Favor
En Contra

Felicidades.

Un buen ejemplo de empresaria

Puntuación 1
#11