Pymes y Emprendedores

Sushita, la empresa que puso de moda la comida japonesa

Fundadoras de Sushita, Natacha Apolinario y Sandra Segimón, en uno de sus restaurantes

Unas vacaciones en México en el año 1999 desencadenaron la creación de Sushita, un negocio que lanzaron Sandra Segimón, con experiencia previa como emprendedora en el sector alimentario; su hermano José Manuel Segimón, socio gestor de la empresa desde 2013; y Natacha Apolinario, que dejó su trabajo en el mundo financiero para impulsar este innovador proyecto de comida oriental.

En Sushita empezaron vendiendo productos de gastronomía asiática por encargo. Actualmente, tienen un servicio de catering ?que incluye la posibilidad de llevar a un cocinero japonés a preparar el sushi en directo? y han abierto una cadena de restauración propia. En sus inicios, eran ellas mismas quienes distribuían los encargos a grandes superficies, hasta que el volumen comenzó a crecer. "Vendíamos mucho, ya que éramos las únicas que ofrecíamos este tipo de comida para llevar y, además a un precio asequible", confiesa Apolinario. Hoy en día, trabajan con Vips, El Corte Inglés y Alcampo, entre otras empresas.

Prolongar la vida del envasado

Por otro lado, al empezar a recibir encargos a nivel nacional, se vieron obligadas a prolongar la vida de sus productos envasados. "Estuvimos un año investigando y haciendo pruebas, hasta que por fin conseguimos alargar la vida de nuestro sushi a los siete días", cuenta Apolinario, un hecho que les ha permitido acceder al mercado exterior. Asimismo, tal y como explican sus propietarias, todos los productos que Sushita no vende o que no se consumen en el día en sus restaurantes, se destinan a comededores sociales, con los que mantienen estrecha colaboración.

Otra de las realidades a las que las empresas de alimentación tienen que hacer frente es la creciente competencia. Algo que no les supone un problema, si no todo lo contrario: "Pensamos que, al final, quien permanece en el mercado es quien hace bien las cosas. Cuando la calidad es un requisito fundamental en una empresa ?como es nuestro caso?, los conceptos no se agotan, sino que se reinventan constantemente", apunta la fundadora Segimón. En este sentido, marcarse retos es el día a día de los socios de Sushita. "Estamos abriendo dos restaurantes más en Madrid y pretendemos continuar por todo el territorio español", añade Segimón. Además, han participado un año más en la feria ARCOmadrid, con su Dim Sum Bar.

En cuanto al ámbito de la digitalización, poner en marcha una app que permita hacer pedidos online será el próximo objetivo de esta compañía, pero de momento tendrá que esperar. "Lo lanzaremos cuando estemos preparados para abarcar este negocio de servicio a domicilio", señalan las fundadoras, quienes esperan centrar sus esfuerzos en los restaurantes . "El futuro que queremos para Sushita es ir creciendo con la apertura de nuevos locales, primordalmente", concluye Segimón.

Por otro lado, el modelo de negocio de esta empresa se caracteriza por estar muy ligado a la salud, con un entorno muy cuidado, que consiguen gracias a la ayuda de diseñadores punteros ?a lo que se suma una buena relación entre calidad y precio?

130 trabajadores

Preparar comida asiática es una tarea muy laboriosa, ya que requiere mucho tiempo y dedicación por parte de los cocineros. Por ello, es un negocio que demanda mucha mano de obra. En este sentido, la fábrica que poseen es semi-artesanal. Ésta tiene maquinaria procedente de Japón, que acelera los procesos de producción. Sin embargo, muchas de las recetas ofertadas por Sushita se realizan íntegramente a mano.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin