Pymes y Emprendedores

Toy Planet, un ejemplo de cómo evitar que las grandes superficies te coman

"En el juguete quedan pocos detallistas independientes, los que cumplen los tres secretos, ubicación, ubicación y ubicación e, incluso, éstos hemos detectado que ya no pueden ir solos".

Quien así opina es Ignacio Gaspar, director general de Toy Planet, uno de los artífices de que las tradicionales jugueterías no hayan sucumbido ante el empuje de las grandes superficies. "Hubo un momento, a principios de los años noventa, en que captaron mucha cuota de mercado, pero los detallistas reaccionaron asociándose, y se ha estabilizado", señala.

Las uniones de detallistas para crear cadenas de jugueterías supusieron la salvación de muchas de ellas, abocadas a la desaparición al no poder competir con las grandes. Una de estas cadenas es Toy Planet, creada como cooperativa por seis jugueteros valencianos en 1988 y constituida como empresa en 1996. "Ese año pasamos de ser un simple grupo de compras a grupo de ventas, y en 1998 creamos la marca".

Poner de acuerdo a tanto empresario no era fácil, pero en Toy Planet supieron introducir sinergias dejando suficiente libertad de acción a los socios. Según Gaspar, "esto no es una franquicia, no buscamos inversores que quieran poner una juguetería, sino a gente que domina el negocio, a expertos en vender juguetes, a los que no hay que enseñarles nada".

El crecimiento de la cadena se basa, por un lado, en la captación de detallistas independientes o de otras cadenas, y por otro, en nuevas aperturas que llevan a cabo los socios.

Unificación de marca

La consolidación de Toy Planet como cadena se produjo en 2002. Hasta entonces era una marca paraguas y cada juguetería mantenía su nombre. Ese año se elaboró un libro de estilo para unificar la rotulación y decorar las tiendas. Cuatro años antes había empezado a lanzar marcas propias, hasta 12, para abarcar todos los segmentos de edad y actividades: preescolar, muñecas, manualidades, peluches, imitación... Todas con el apellido Planet.

Además de la marca, el grupo aporta a las jugueterías ocho catálogos al año y la fuerza para negociar con los proveedores. En el caso de los nacionales, Toy Planet pacta las condiciones y cada socio hace luego los pedidos y factura directamente. Para las importaciones, es el grupo el que compra y distribuye a los socios. Las campañas de promoción las gestiona cada socio porque conoce el mercado local.

Según Ignacio Gaspar, "en los últimos cuatro o cinco años han cogido mucha fuerza las licencias, sobre todo por la TDT", por lo que ahora el grupo ordena los catálogos por licencias, normalmente de películas o series infantiles y juveniles, en lugar de por edades o por grupos de producto. "El 20% de las licencias venden el 80% del total", afirma el director general de Toy Planet.

Venta de muebles

Romper la estacionalidad del juguete es el desiderátum del sector desde hace muchos años. El grupo lo ha conseguido en parte con dos líneas de producto. Se trata de la puericultura, que "es estable, porque los niños nacen todo el año", y los muebles de jardín, cuyas ventas se concentran entre mayo y julio.

"A mucha gente le sorprende, porque es muy distinto del juguete, pero complementa mucho el negocio", explica Gaspar. Son muebles con diseño propio y también primeras marcas españolas. No todas las jugueterías venden muebles, ya que hace falta una superficie mínima de 800 metros cuadrados.

Las estrategias de grupo han dado buen resultado a Toy Planet, que ni con la crisis ha parado de crecer y ganar cuota de mercado, y que continúa buscando nuevos asociados.

Sus últimas campañas han sido el chollo precio, una submarca creada en 2009 para vender stocks de grandes marcas, que los dejaban a precios muy bajos a cambio de grandes volúmenes, y la campaña de verano del IVA. Toy Planet ha anunciado que en julio y agosto no repercutirá la subida del IVA. Según Gaspar, "la crisis ha cambiado los hábitos de consumo, ahora se mira mucho más el PVP".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

fer
A Favor
En Contra

Pues el de Burgos es una tienda de antaño: no uniformidad, no te devuelven el dinero si el juguete que compras ya lo tiene el niño, etc...

En los demás sitios no sé, pero en Burgos dejan mucho que desear...

Puntuación 3
#1
A Favor
En Contra

y en almeria tambien dejan mucho que desear, yo acabo de devolver una consolsa antes de 15 dias y tampoco me devuelven el dinero, ni me dan un vale, que es lo que yo quiero.

Puntuación 0
#2