Pymes y Emprendedores

Diez errores que pueden llevar su proyecto de negocio a mal puerto

  • Es clave saber cuándo se fracasa y no demorarse en poner en marcha una idea

Desarrollar un plan de negocio y dejarse guiar por él, estudiar la competencia, realizar un análisis de mercado... Son algunos de los consejos y recomendaciones básicas cuando se pretende emprender un negocio. Nada que no se aprenda con una consulta a las Cámaras de Comercio. Sin embargo, el salto de la teoría a la práctica no es sencillo y salir al mercado supone encontrarse con algún escollo imprevisto.

¿Cuáles son los errores más frecuentes? ¿Cómo se pueden evitar antes de que se produzcan? elEconomista ha recopilado los 10 errores y dificultades más frecuentes que pueden llevar un proyecto emprendedor al fracaso, a través de la experiencia de doce emprendedores.

1 No saber aclimatarse a las funciones de empresario

Ser empresario conlleva adquirir nuevas funciones y rutinas, entre ellas la gestión de licencias, trámites, administración, burocracia... No saber adaptarse a este rol de gestión puede derivar en un fracaso emprendedor.

"La parte administrativa es la que más cuesta: lidiar con el papeleo, los contratos... Es algo que requiere tiempo", reflexiona Javier Garrido, uno de los fundadores de El ajuar de María, pyme especializada en la fabricación de vajillas.

Coincide en ello María José Estrella, impulsora de Maralis: "No es lo mismo conocer el funcionamiento del mundo empresarial que el oficio de empresario. Tienes que ir aprendiendo día a día".

Juan Antonio García, fundador de la productora Noosferamedia, también señala que "tienes que ir poniéndote al día en cosas nuevas que no conocías. Si nunca has sido empresario antes, cuesta".

2 Confiar en la buena voluntad de socios e inversores

Un segundo escollo que se puede encontrar en el camino viene derivado de la relación con socios e inversores. En este sentido Sergio Medina, director de Tuymilmas, lo tiene claro: "No voy a tener una posición minoritaria en los negocios en los que me implique".

Ésa es la lección que aprendió de sus proyectos empresariales anteriores. "En su día me equivoqué en confiar en la buena voluntad de la gente. Tuve socios que dejaron de lado el negocio y yo no tenía capacidad de hacer fuerte mi presencia para reconducirlo. Veía que se iba a hundir y no podía hacer nada. Ahí pequé de inocente".

3 Descuidar la persona en quien se delegan algunas funciones

Un tercer error, derivado del anterior, tiene que ver con la selección de la persona adecuada sobre la que delegar varias funciones.

Gabriel Alemany, creador de la tienda de material deportivo Basketspirit, considera que al principio es necesario estar muy encima del proyecto: "Si no ves de primera mano lo que está pasando no puedes diagnosticar la situación. Y cuando te das cuenta es demasiado tarde. He ido aprendiendo cosas, como por ejemplo que tienes que estar encima de lo que hace tu asesor, por más que lo haga con buena voluntad. No puedes dar nada por sentado".

4 Descuidar la oferta de profesionales disponibles

Federico Martín tuvo una idea: construir casas de madera prefabricadas como solución habitacional. Así fue como montó Casamisura. Pero encontró un escollo: "En España la arquitectura en madera es optativa en la carrera, por lo que no había muchos especialistas y tuve que dedicar mucho esfuerzo a encontrar uno".

La lección que se desprende de su experiencia es que no se debe descuidar la oferta de profesionales disponibles en el mercado antes de aventurarse con un negocio que requiera una especialización técnica.

5 No saber romper la barrera del intrusismo sectorial

Se puede tener una buena idea, un plan de negocio bien estudiado, poner en marcha una estructura fiable... pero encontrarse con la dificultad de acceder a proveedores y socios comerciales por ser nuevo en el sector.

"A nosotros directamente hubo empresas que no nos hicieron caso cuando fuimos a pedirles presupuesto", recuerda Ataulfo Arróspide, fundador de Noñoño, una pyme especializada en el sector textil, donde aterrizó sin experiencia.

6 Dejarse seducir por la imagen de marca

Al iniciar un nuevo proyecto empresarial hay que poner en marcha muchos frentes. ¿A cuál hay que dedicarle más recursos?

Maica Malavé cree que, en su caso, "quería que la imagen de mi empresa fuera espectacular y me gasté lo que no estaba escrito en crear la imagen corporativa. Me dejé deslumbrar", dice sobre su empresa de delantales. En su caso contrató.

7 Poner los gustos personales por encima del mercado

Lo que le gusta a un emprendedor puede que no sea lo que le guste a los consumidores. En este sentido, dejarse llevar por las preferencias personales -especialmente en la selección de productos- en lugar de analizar las demandas del mercado es un error que puede dejar el proyecto en una difícil situación.

Es lo que les sucedió a María Luis Fernández de Loaysa y su socia cuando montaron La Bañista, una tienda de antigüedades donde se puede comprar ropa y complementos con historia. "Al principio, comprábamos prendas y objetos que luego nos costaba vender. Creo que nos equivocamos de criterio a la hora de escoger", afirma esta emprendedora. "Hemos ido aprendiendo a ser más selectivas, a comprar más artículos y de más calidad".

8 No contar con que un mercado global conlleva negociar en otros idiomas

Operar en un meracado global significa enfrentarse a la barrera idiomática. Los responsables de Tot a Lot, una pyme que diseña ropa para bebés gemelos, se dio cuenta de ello "cuando tuvimos que contratar la confección de los patrones en Portugal", dice Daniel Bezares, uno de sus socios fundadores.

"La interacción con otro idioma complica y eso nos ha provocado muchas idas y venidas en los primeros prototipos". Más aún si se trata de buscar proveedores asiáticos. Esto también se aplica a los consumidores, especialmente si el producto o servicio se quiere sacar al mercado exterior.

9 No darse cuenta de cuándo se ha llegado al fracaso

Uno de los errores en los que incurren muchos emprendedores es no darse cuenta de cuándo ha llegado el momento de echar el cierre. Si la facturación y ritmo de ventas no cumple el plan de negocio es una señal de aviso.

Otra es marcarse plazos, como hace Daniel Aguirre, un emprendedor que ha lanzado varios proyectos relacionados con arte y showrooms. "No todo lo que hagas va a salir bien. "Si lanzas un negocio y a los tres meses ves que no funciona, lo mejor es cerrarlo y probar con otra idea, de lo contrario acabas perdiendo tu tiempo y tu dinero", es la lección que él ha aprendido.

10 Esperar demasiado en dar el primer paso

A veces se tiene la idea, la inversión y el modelo de negocio... pero se demora demasiado en dar el primer paso, lo que puede dar ventaja a la competencia.

Daniel Mediavilla, fundador del portal de cashback eBonus, cuenta que "tardé mucho en dar forma a mi idea y cuando me lancé ya habían surgido otras empresas similares".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum12

El Eleconomista Accidental
A Favor
En Contra

A ver si nos enteramos de una vez. Para ser emprendedor hay que tener unas aptitudes y actitudes determinadas. Esta moda que ha surgido de que todos debemos de emprender es una tomadura de pelo.

Un emprenddor posee acaracterísticas personales diferenciadas. Meter a la fuerza a alguien a emprender, está abocado al fracaso.

Tentais a la gente en paro desesperada con la idea de emprender y de ser su propio jefe, ¿por qué no sacaís los casos de emprendedores que se han arruinado y a su familia por apoyarlos economicamente por lanzarse a algo, cuando a todas luces no tenian madera de emprendedor?

Con lo que se paga en este pais de impuestos por montar tu negocio es bastante mejor vivir de la economia sumergida.

No engañeis a los necesitados de trabajo. Contar toda la verdad, ¡¡que más de 85% de los emprendedores fracasan!!

Puntuación 39
#1
Jose
A Favor
En Contra

Oye 1, te has pasado, los negocios, como las ideas, deben maduran y dedicarles tiempo, lo mejor es empezar con algo pequeño y si va bien ir ampliando y no querer ganar el oro y el moro, el primer dia.

Puntuación 9
#2
Toniguitar
A Favor
En Contra

Estoy de acuerdo con el anterior. El emprendedor nace no se hace, a pesar de algunas honrosas excepciones. Su forma de ser es determinante, casi siempre obedece a perfiles de personas que lideran las iniciativas en diferentes ámbitos de la vida, tanto profesional como personal y son los autores de propuestas desde que son muy jóvenes. Así encontramos que (en contra de lo que pudiera ser lo más natural) son los economistas el colectivo menos propenso a montar su propio negocio y como mucho, algunos se deciden a compartir iniciativas con otros del mismo perfil en la instalación de algún tipo de asesoría vinculada a su carrera. Robles del Valle dijo: “A un economista de cero solo le sale cero”, “A un emprendedor de cero más fantasía le sale infinito”. Gran diferencia de percepción de los negocios entre uno y otro. Por eso los primeros son empleados de los segundos.

Puntuación -7
#3
A Favor
En Contra

El emprendedor ni nace ni se hace ni tonterias.

Mucha gente fracasa con grandes y buenos productos e ideas por no tener un buen plan de proyecto y desconocer el mundo empresarial, gracias a este tipo de noticias se pueden evitar tortazos y lloros.

Una buena idea con un plan de proyecto serio y la voluntad del emprendedor de llevarlo a cabo es el unico requisito.

Puntuación 7
#4
agil
A Favor
En Contra

Estoy de acuerdo con el escrito. Ahora se entiende porque el Proyecto España, el proyecto Catalunya y el proyecto Barcelona, van tan mal.Los que lo llevan no sólo no son emprendedores; A mi entender, no han sido ni trabajadores ni pequeños empresarios.

Puntuación 7
#5
Josë
A Favor
En Contra

Soy empresario desde 1975 tengo 59 años y puedo asegurar que para ser pequeño empresario lo primero que tienes que hacer es no tener pereza para echarle horas a tus empresas, tener unos proyectos viables, y una fe ciega en ellos que debes saber trasmitir a los demás, nunca debes intentar forzar a tus hijos a que continúen con tus empresas, si no están convencidos y tienen tus mismas convenciones, debes contar con mucha gente sin fiarte de nadie, y sobre todo debes desconfiar de los engañabobos que te ofrecen a ti el oro y el moro cuando no han sido capaces de conseguirlo para ellos.

En los últimos cuatro años las duras condiciones impuestas a todo emprendedor, por Políticos nefastos, y funcionarios envidiosos, han destruido más empresas que se pueden crear en 10 años, y lo que es más grave el acoso de las Administraciones persiguiendo y controlando a todo emprendedor está creando una sicosis de inactividad., que ya se está notando en la reducción de ingresos en la administración que les obliga a bajarse el sueldo y a despedir funcionarios, todo se pondrá bastante peor ya que por desgracia ningún político rebajara las imposiciones, y los controles desmesurados a las pequeñas y medianas empresas, y el verdadero empresario sabe que su única salida es apequenar su empresa ser más selectivo en los controles, y limitarse a ganar para ir tirando en el mejor de los casos, muchos no han podido aguantar y han tenido que cerrar, por el contrario los beneficios de las grandes multinacionales siguen aumentando, sencillamente porque ellas si tienen la Legislación a su favor y si algo les falta lo piden y se lo dan, y cuando no lo consiguen gratis pagan y lo tienen un saludo y suerte, sobre todo alos jóvenes que son quienes más difícil lo tienen.

Puntuación 20
#6
emprende
A Favor
En Contra

Para ser emprendedor es necesario autopresionarse (estilo mourinho) y estar convencido de que el proyecto, a pesar de las dificultades que puedan ir surgiendo, puede salir adelante y funcionar. Si como emprendedor ves que no tienes cualidades comerciales pues contratas a un comercial que se ocupe de esa labor. Lo mismo para la función de compras, en el caso de no ser buen negociador. El emprendedor debe estar por encima de las puras funciones empresariales, y debe centrarse en la idea de negocio y en la gestión del negocio. Un emprendedor debe ser ante todo un gestor y un estratega.

Puntuación 5
#7
de acuerdo con emprende
A Favor
En Contra

Pues si, y al revés un buen comercial o buen negociador no hace necesariamente un buen emprendedor. Hace falta otras cualidades para ser buen emprendedor: gestión, ideas, estrategia, hacer equipo, compromiso, etc.

Puntuación 2
#8
Toniguitar
A Favor
En Contra

Cuando dije que estaba de acuerdo con el anterior me refería al nº 1.

Ahora quiero hacerle algunas puntualizaciones al autor del artículo con el que lamento no estar de acuerdo con sus afirmaciones ni con los argumento que presenta por endebles.

Sobre el punto 1. Dice que debe aclimatarse a la nueva actividad de empresario. Esta es una perogrullada de tamaño catedralicio. Si esto hay que decírselo al futuro emprendedor, más vale que valla buscando trabajo por cuenta ajena.

Sobre el punto 2. Hablamos de proyecto de negocio y no del mar de circunstancias que se pueden sustanciar muy a posteriori según se deduce de este segundo punto.

Sobre el punto 3. Evidente, si tú eres el autor del proyecto no debes dejar que otros te lo lleven, debes extremar el celo y la atención en el nuevo negocio.

Sobre el punto 4. Hombre, yo creo que antes de nada hay que partir de un plan de viabilidad mínimo para identificar las necesidades y la estrategia a seguir. No podemos iniciar nada sin saber qué y quienes han de intervenir en dicho negocio.

Sobre el punto 5. Esto que aquí se dice no es real, porque si tu demandas un producto y propones pago al contado o garantizado a un proveedor, te aseguro, que nadie va a negarse a servir su mercancía.

Sobre el punto 6. La estrategia de Marketing y publicidad que se ha de llevar a cabo en un negocio, está en relación directa con el tipo de negocio y mercancía a comercializar. No es lo mismo vender fruta que joyas, ladrillos que brocados, venta de productos por internet que servicios profesionales, etc. Ahora, a este apartado hay que dedicarle mucha atención para determinar los fondos y el modelo publicitario a implantar. Se trata de decirle al mundo que ofrecemos y donde estamos de la forma más eficaz posible.

Sobre el punto 7. Cuando se emprende un negocio que no representa la comercialización o venta de algo nuevo en el mercado, debemos fijarnos en lo que hacen otros, a eso se le llama aprender de los errores de otros, evitando recorrer el camino que estos ya han transitado y luego a partir de ahí mejorar en lo posible la oferta de estos.

Sobre el punto 8. Para este punto yo te dirijo lo que propongo como nº4.

Puntuación 2
#9
TODO PROPAGANDA
A Favor
En Contra

El primer error es montarla en España.

Puntuación 6
#10
Usuario validado en elEconomista.es
fermin
A Favor
En Contra

Para 10

En España no se monta negocios. Si resulta que me dán 400€ por ser parado ¿para qué voy a dejar de ser parado y meterme a emprendedor?????? Dejo de cobrar, no tengo horario ni calendario me fríen a impuestos, pegas para licencia de apertura ejem ejem ejeme Que nó olvidaté se está mejor en PAROSA www.implantaciondedatos.com

Puntuación 2
#11
Juan Antonio García
A Favor
En Contra

Vamos a ver...

1.- Me hicísteis una entrevista por la concesión de un premio, no para la redacción de un artículo conjunto hablando de estos temas del artículo.

2.- Nunca se me dijo que se iban a utilizar ni mis palabras ni el nombre de mi empresa para esta finalidad.

3.- Ni siquiera me habéis avisado de la publicación del artículo. Me he enterado por casualidad.

4.- No sé cómo funcionará ésto, pero no me hace ninguna gracia que se utilice mi nombre o el nombre de mi empresa para algo que no estaba previsto a la hora de la entrevista y mucho menos que se relacione mi nombre con vuestra publicación en estos términos y sin yo conocerlo previamente. Me parece un muy mal uso de mis palabras y del nombre de mi empresa, ya que no era ésta la finalidad de la entrevista.

5.- Me gustaría que retiráseis tanto mi nombre como el de mi empresa del texto del artículo a la mayor brevedad posible. Si ésto no fuese así, tendré que hablar con mi abogado para ver las acciones legales que tomamos al respecto. De hecho ya está al corriente del asunto.

6.- El auto-refresh que tenéis en la página me ha hecho repetir este comentario 4 veces y al final estoy redactándolo en otro sitio con el consiguiente mosqueo.

7.- No entiendo absolutamente nada al respecto de este artículo y mucho menos la inclusión de mi nombre y el nombre de mi empresa en esta serie de elucubraciones de un redactor al respecto de unos temas tan serios como éstos. Por otro lado, no soy NADIE para que se tomen como ejemplo mis palabras dentro del contexto del artículo, con las posibles consecuencias que para otros emprendedores pudieran tener.



Juan Antonio García

Productor Ejecutivo NoosferaMedia

Puntuación 0
#12