Generales

El 29% de las aerolíneas que sufrieron accidentes en los últimos años dejaron de operar

El accidente de Germanwings en los Alpes.

El 29% de las 36 aerolíneas que sufrieron un total de 38 accidentes de 2000 a 2015 desaparecieron y dejaron su actividad, siendo 2005 el año en que más tragedias aéreas tuvieron lugar -seis accidentes-, según señala un estudio de Logic Activity.

Además, otras dos de las 36 aerolíneas se fusionaron tras los accidentes. Por otro lado, Air Algerie, Air France y Malaysia Airlines sufrieron dos accidentes, aunque en el caso de la primera el vuelo no estaba operado por ellos.

Los accidentes tuvieron lugar en 26 países, sobre todo en la región de Asia, que concentra el 42% de los casos, seguida de África (29%), Europa (15,7%) y las Américas (10,5%).

En cuanto a los años en que se produjeron estas tragedias aéreas, 2005 concentra seis accidentes, seguido de 2006 y 2014, con cuatro accidentes. Por el contrario, en 2011 y 2013 no hubo ninguno.

Recomendaciones para afrontar una tragedia

Desde Logic Activity concluyen, tras el estudio de los casos -cómo reaccionó la empresa, qué imagen se transmitió a los medios, el trato a trabajadores y empleados- ciertas recomendaciones a la hora de enfrentar una situación crítica para la empresa.

"La reputación es un bien intangible e inestable", recalca el estudio, y en una catástrofe aérea la empresa "se sitúa en el punto de mira". "La gestión de una crisis puede ser mala, pero ha de existir al menos un previo plan de crisis que seguir", explica la encargada del análisis.

Claves de gestión de la crisis

En estas situaciones es por tanto clave la comunicación continua tanto con los familiares, los trabajadores, los periodistas que se encargan de la difusión y los inversores y clientes, de los cuales depende la financiación de la aerolínea.

Se debe contar con un manual de crisis actualizado, emitir actualizaciones de información protegiendo a futuras víctimas y separar los datos dedicados a las familias de los de empresa, evitando especular sobre las posibles causas del accidente.

Es también muy importante establecer números de contacto diferenciados para medios y familiares, así como ayudas urgentes y humanizar la comunicación, fomentando la solidaridad de los empleados.

Un portavoz o varios preparados, además de una interacción fluida y empática por redes sociales implicando a los altos ejecutivos de la empresa, son también puntos clave.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0