Generales

El mercado del petróleo no es libre: la regulación lo encarece y los especuladores alimentan la subida

La idea de que el petróleo está formando una burbuja similar a la de las empresas de Internet a finales de los 90 está haciendo fortuna en numerosos medios de EEUU y Europa. Es más, algunos analistas están alimentando esta teoría con previsiones de un barril a 250 dólares, que recuerdan aquellas de un Dow Jones en 25.000 puntos.

Se trata de un debate muy interesante con sólidos argumentos a favor y en contra, pero que también nos deja algunas cuestiones a las que se presta poca atención. Una de ellas se refiere a que el mercado del petróleo no es ni mucho menos tan libre como los mercados financieros, es decir, las leyes de la oferta y la demanda no tienen el mismo papel.

Así, John Dessauer, un clásico de Wall Street y editor del newsletter Investors World, asegura que el impacto de la Ley de Modernización de los Futuros sobre Materias Primas, que el Congreso de EEUU aprobó en diciembre de 2000, es que "el mercado del crudo ha estado enormemente distorsionado". Su estimación es que, si el Gobierno anulara esos cambios regulatorios, el barril podría caer hasta 80 dólares, es decir, un 40% por debajo del precio actual.

De aquí cabe extraer una conclusión demoledora: un mercado que podría caer un 40% por razones que nada tienen que ver con los fundamentales no es precisamente el tipo de mercado eficiente del que hablan los libros de economía.

Se puede replicar a Dessauer con el papel que el arbitraje debería jugar para estabilizar este mercado. Es decir, si el precio del petróleo está muy cerca de ser una burbuja, entonces lo normal sería que los arbitrajistas tomaran ingentes posiciones cortas (bajistas) en el crudo para lograr grandes beneficios cuando la burbuja estalle. Por tanto, al menos en teoría, los cortos deberían haber moderado ya la escalada del barril y haberle hecho menos vulnerable a una caída como la que plantea Dessauer.

La respuesta a por qué eso no ha ocurrido es que los arbitrajistas no adoptan en la práctica el papel que les adjudica la teoría. De hecho, el arbitraje es algo que sólo practica un reducido grupo de instituciones, normalmente los hedge funds, que invierten el dinero de otros y que suelen tener mucho apalancamiento. Estos dos elementos hacen que no puedan mantener las posiciones cortas si tardan demasiado en lograr beneficios. El ejemplo es el famoso LTCM, que quebró en 1998 con inversiones en su cartera que, si se hubieran mantenido lo suficiente, habrían sido rentables.

Los estudios más importantes sobre el arbitraje muestran que, en realidad, estos inversores suelen actuar más siguiendo el momentum que cubriéndose de él; más que apostar en contra de una ineficiencia del mercado aparentemente obvia, normalmente apuestan a que esa ineficiencia va a continuar y se va a hacer más grave. Lo cual significa que, en vez de ser parte de la solución, se convierten en parte del problema. Y eso es lo que está pasando hoy.

Un chiste de petroleros

Mark Hulbert, editor del servicio de seguimiento de newsletters Hulbert Financial Digest, aprovecha este debate para contar un chiste que viene al caso. Y les aseguramos que tiene gracia. Dice así: nn petrolero muere y, cuando llega a la puerta del Cielo, San Pedro le dice que, aunque se merece entrar, ya hay demasiados petroleros en el Cielo. El muerto le pide a San Pedro una oportunidad para hablar durante un minuto con los otros petroleros y le pregunta si, en el caso de que consiga convencer a alguno de esos otros de que se marche, puede entrar él en el Cielo.

San Pedro le dice que sí. Un par de minutos después, hay una estampida de petroleros que salen corriendo del Cielo. San Pedro, alucinado, le pregunta al muerto qué es lo que ha hecho. "Ha sido fácil", le responde: "Les he dicho que se ha descubierto petróleo en el infierno".

Pero ahí no acaba la cosa. De forma sorprendente, el petrolero rechaza la promesa de San Pedro y empieza a seguir a la estampida. ¿Por qué?, pregunta el guardián de las llaves del Cielo. El petrolero responde: "Porque nunca se sabe... a lo mejor el rumor sobre el petróleo en el infierno es verdad".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Viky
A Favor
En Contra

Yo no se si será o no libre, pero que es un recurso limitado eso creo que nadie lo pone en duda y de que somos ya muchos haciendo uso de dicho recurso limitado creo que tampoco. Así que me menos chiste con algo que nos afecta tan de lleno.

Puntuación 2
#1
Solón
A Favor
En Contra

Ya sabía yo que no todo el aumento en el precio del petróleo se explicada por el aumento de la demanda.....pero este tipo de especulación puede hacer mucha pupa a la civilización.

Puntuación 1
#2